pais
Viernes 25 de Marzo de 2016

El papelón de Molina cuando le preguntaron por el Pozo de Quilmes y habló de bacheo

El intendente de esa ciudad se excusó luego al afirmar que el periodista “hablaba bajo. Escuché ´pozo´ y nada más”. Luego amplió: "Cómo voy a desconocer el Pozo, el chupadero, si vivía a tres cuadras".  

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, aseguró hoy que “simplemente” escuchó “mal” cuando le preguntaron por el centro clandestino de detención Pozo de Quilmes y él respondió sobre obras de bacheo.

La polémica comenzó el pasado jueves cuando el jefe comunal encabezó una sesión especial del Concejo Deliberante con motivo del aniversario número 40 del último golpe de Estado y un periodista le preguntó si ese CCD iba a ser convertido en un Museo de la Memoria.

“Estamos trabajando fuertemente para solucionar todos los problemas de Quilmes. Nos encontramos con un municipio complejo, donde la gente de carrera fue dejada de lado. Cada una de las problemáticas, ya sea las cuestiones que tiene que ver con los servicios, como es el caso del bacheo”, fue la respuesta de Molina, quien fue foco de duras críticas.

Al respecto, el dirigente del PRO se excusó y afirmó que el periodista “hablaba muy bajo” y agregó: “Yo escuché ´pozo´ y nada más”.

“En la conferencia de prensa veníamos hablando de todo, no sólo de los 40 años del golpe, era un popurrí de preguntas sobre la gestión, seguridad, obra pública”, señaló en diálogo con Radio Nacional.

Y añadió: “Cómo voy a desconocer el Pozo de Quilmes, el chupadero, si vivía a tres cuadras. Que se hayan metido en esto de esta manera me parece muy lamentable. Hablan de la necesidad de seguir agrediendo, porque en definitiva fue haber malentendido y no haber escuchado una pregunta”.

En ese sentido, sostuvo que “obviamente” va a “trabajar para que allí funcione un Museo de la Memoria, para que se conozca lo que pasó”.

“No desconozco de qué se trata el tema, simplemente escuché mal. No me agrada que haya sucedido, porque es un tema sensible”, insistió el intendente de Quilmes.

Antes de la aclaración de Molina, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, había considerado que “llama la atención y es una pena que haya desconocido de lo que le estaban preguntando”, aunque había desestimado que tenga que renunciar.

“No puede ser que la sociedad por cualquier error, y este que es un error porque desconoció o confundió, enseguida tengamos que pedirle la renuncia”, había manifestado el funcionario nacional, al tiempo que había afirmado que era suficiente “si él pide disculpas”, ante lo cual pidió “ser más comprensivos y abiertos” con este tipo de situaciones.

Comentarios