Violencia de Género
Jueves 15 de Septiembre de 2016

El policía acusado de golpear a su expareja permanecerá detenido

Fue por orden del juez Falkenberg, luego de la solicitud de los fiscales Apullán y Martí. Por su parte, el defensor dijo que los hechos no se ajustan a la verdad

El suboficial de la policía de la provincia, Neri C. (27), acusado de golpear a su expareja y abandonarla en la zona del relleno sanitario de Avenida de Circunvalación permanecerá, sin plazos, detenido por orden del juez de la Investigación Penal Preparatoria, Nicolás Falkenberg. La resolución del magistrado fue luego de una extensa audiencia llevada a cabo en la Sala 3 de los tribunales penales.

Pese a que la defensa del imputado, a cargo de Romeo Díaz Duarte, había solicitado una serie de medidas alternativas a la prisión, el juez hizo lugar al pedido de la Fiscalía, la cual destacó que existían ciertos riesgos procesales como el peligro de fuga y especialmente el entorpecimiento probatorio. Por tal motivo, el imputado permanecerá detenido, por el momento, en la Comisaría 8ª hasta tanto se genere una plaza en el servicio penitenciario y sea trasladado a alguna cárcel.

Le ampliaron la calificación
Los fiscales del caso, Roberto Apullán y María Laura Martí, explicaron que se ampliaron los delitos atribuidos en la audiencia imputativa ya que los mismos habían sido por lesiones dolosas agravadas por violencia de género y privación ilegítima de la libertad, agravada por su condición de empleado policial. En este sentido, este jueves se le agregó el de tentativa de abuso con acceso carnal.
"Volvimos a tomar una ampliación de la declaración de la víctima, ya que la primera fue a pocas horas del suceso. Por esas cuestiones, entendimos que merecía una determinación legal en torno a la que había sido en la audiencia imputativa", explicó Apullán.
Según el funcionario judicial del Ministerio Público de la Acusación, el imputado no reconoció los hechos que se le atribuyen pero sí se hizo cargo de su presencia en el lugar y en los tiempos en que sucedió todo. "Él dio otra versión de por qué estuvo ahí", detalló el fiscal.

Entre golpes
El hecho por el cual Neri C. permanecerá detenido sucedió el pasado 9 de septiembre. Su expareja -también agente policial- denunció que el muchacho la golpeó en inmediaciones del departamento en el que ella vive en la zona del barrio Sur. Seguidamente y por cuestiones a determinar, la mujer terminó tirada y golpeada en la zona del relleno sanitario ubicado a la vera del río Salado, en el noreste de la ciudad.
En tanto, la versión que maneja la Fiscalía es que la mujer víctima de los golpes contó que la reacción del imputado surgió a raíz de su rechazo a reiniciar la relación de pareja que habían mantenido.
En cuanto a las lesiones sufridas, el informe médico detalló que la mujer padeció contusiones y escoriaciones en distintas partes de su cuerpo y en el cráneo.

La defensa y su versión
Al término de la audiencia, el abogado del imputado, Romeo Díaz Duarte, dijo a la prensa que ante la disconformidad del hecho presentará un recurso de apelación y buscará la excarcelación de su defendido. "Los hechos que se describen no se ajustan a la verdad", indicó.
Consultado por cuál es la explicación que dio el imputado al respecto, el defensor sostuvo: "El fundamento de mi cliente fue la verdad. Tuvieron una discusión por dos motivos muy privados que realmente se ventilaron en audiencia". En esa línea, Díaz Duarte dijo que el hecho se dio luego de una discusión por una supuesta infidelidad de parte de la mujer víctima hacia el imputado.
Por otro lado, el letrado criticó un informe realizado por una forense policial que indicó como un sujeto con rasgos psicopáticos. "Si hasta ayer fue un hombre que estaba en la custodia de la gobernación y era un ser humano perfecto, hoy es un demonio. ¿Parece creíble?", destacó.

Comentarios