santafe
Miércoles 06 de Enero de 2016

El río baja en Reconquista pero se espera un nuevo pico en febrero

En menos de una semana, el nivel del San Jerónimo registró una baja de 27 centímetros. Las previsiones de lluvias para la zona aceleran los trabajos en la consolidación de las defensas

Las últimas horas trajeron calma y tranquilidad a los habitantes de la zona de Puerto Reconquista en la ciudad homónima. Así lo confirmó Amadeo Vallejos, intendente de esa localidad en diálogo con Diario UNO. En menos de una semana, el río San Jerónimo pasó de 6,27 metros a los 6 metros y luego registró un comportamiento estacionario.“Bajó 27 centímetros pero la gente no puede volver a su casa todavía porque el lugar está anegado”, sostuvo Vallejos.
Ahora, los trabajos se centran en la consolidación de las defensas, con una primera etapa de tareas que finalizó con una cota que hoy alcanza los 6,50 metros. El objetivo es lograr que la defensa llegue a los 7,20 metros. Puerto Reconquista es la zona más crítica y en donde la altura del río permanece por arriba del nivel de las viviendas. En ese contexto, el intendente adelantó que el descenso que se registró es aprovechado para encarar la depresión de las napas. Vallejos explicó que al subir las napas, las viviendas tienen el problema de que el agua brota adentro. “Ahora se está haciendo el trabajo de depresión de napas, con cuneteo y en las alcantarillas se instala un sistema de bombeo para que la gente no se vaya de sus hogares”, explicó el mandatario.

A la espera de las lluvias
Las previsiones para la zona generan tranquilidad, ya que las lluvias no fueron las que se esperaban y los pronósticos auguran que el río seguirá en baja los próximos diez días. “No tenemos buenas noticias con los pronósticos que se esperan para fines de enero y principios de febrero. El período crítico serían los primeros quince días de febrero, aunque eso sabemos que es muy variable”, manifestó Vallejos.
A pesar de los pronósticos y la estabilidad de la situación actual, el intendente corroboró que los evacuados permanecerán en los centros destinados a su contención ya que aún muchos lugares continúan anegados y existen zonas que por su baja altura quedaron fuera de las zonas de las defensas. La pausa que brinda el estacionamiento del San Jerónimo deja las puertas abiertas para centrar los trabajos en la consolidación de las defensas. “La nueva crecida que se espera, si supera la nueva cota que hicimos tendríamos que evacuar todo el Puerto y entonces, el esfuerzo que hicimos sería inútil”, sostuvo el intendente de Reconquista. 
En caso de cumplir el objetivo propuesto y lograr una cota de 7,20 metros se evitaría el traslado de la población de Puerto Reconquista al centro de la ciudad. Según las estimaciones que brindó la intendencia se trataría de un total de 750 familias, lo que se traduce en unas 2.500 personas. En relación a las pérdidas que se registraron en materia de ganado, sostuvo que este aspecto es una arista sensible ya que muchos productores perdieron un importante número de cabezas en la zona de islas ante la imposibilidad de poder sacarlas a tiempo. “Es un triste espectáculo cuando se ven los animales muertos al costado de la ruta, es algo lamentable pero es la realidad que nos toca vivir aquí”, describió el intendente. En ese sentido recalcó que desde ayer, la Asociación para el Desarrollo brinda la posibilidad de acceder a un sistema de créditos para los productores que posean menos de 150 cabezas.

Prevención
Desde el Ministerio de Salud de la Provincia, Nodo de Salud de Reconquista, informaron que continúan las actividades de asistencia y quimioprofilaxis, para lo cual se estableció un equipo itinerante con enfermera, médico y agente sanitario en los sitios donde se albergan los evacuados. En ese sentido se están realizando monitoreos permanentes en forma conjunta con Protección Civil y los municipios. También se recorren zonas de islas para llevarles la profilaxis necesaria, pastillas potabilizadoras, vacunas y alimentos.

Comentarios