Ovación
Sábado 04 de Abril de 2015

El Sabalero necesita sumar de a tres

Más allá del buen partido frente a Rosario Central, la realidad indica que Colón aún no ganó en el torneo y que suma apenas cuatro puntos. De allí la necesidad de derrotar a Olimpo y escapar del fondo de la tabla.

El empate frente a Rosario Central como visitante pero fundamentalmente el buen rendimiento que evidenció el equipo, generan una luz de esperanza pensando en el compromiso que tendrá Colón esta tarde cuando reciba a Olimpo. A diferencia del cotejo anterior, en esta oportunidad el peso de la responsabilidad estará exclusivamente por el lado del conjunto rojinegro que aún no ganó en el torneo.

Está claro que el elenco bahiense se conforma con llevarse un punto del estadio Brigadier López, más allá de que está en la misma situación de Colón, producto de cuatro empates y tres derrotas. El equipo que dirige técnicamente Walter Perazzo suma tres igualdades consecutivas sin goles, dos de ellas en calidad de visitante.

Olimpo es un equipo que en los últimos encuentros se mostró sólido en defensa, pero que tiene enormes dificultades de mitad de cancha hacia adelante, al punto tal que en siete cotejos apenas marcó dos goles, que fueron en las derrotas frente a Boca a través de un cabezazo de Jonathan Blanco tras un córner, y en la caída ante Rosario Central cuando convirtió Juan Manuel Cobo. Es decir que sus delanteros aún no se anotaron en la red.

Por lo cual y si bien no hay que menospreciar a ningún rival, es ineludible pensar que Colón está ante una gran oportunidad para sumar su primer triunfo. Analizando lo que fue el fixture en estas siete fechas, se podrá mencionar, que el juego de esta tarde quizás sea el más accesible antes de disputarlo si se tienen en cuenta los antecedentes mencionados.

No obstante, más allá del rival de turno, es indudable que el Sabalero debe mejorar en varios aspectos, sobre todo en materia ofensiva, ya que tiene algunas similitudes con Olimpo en cuanto a la falta de contundencia. Colón marcó cuatro goles en el torneo, pero apenas uno por intermedio de un delantero (Raúl Becerra ante Racing).
Es cierto que frente a Central, se observó una mejoría notable, pero no hay que olvidarse que el equipo no pudo ganar, en gran parte por la falta de contundencia. Se generaron opciones de gol, pero se falló en la definición. Eso no deberá ocurrir en el encuentro de esta tarde, en donde seguramente habrá menos espacios si es que Colón no se pone arriba en el marcador.

Un rival que viene por el punto
Olimpo con el empate hace su negocio, mientras que para el Sabalero un punto significaría una derrota atendiendo a las cuatro unidades que tiene en el certamen y a que el Aurinegro es un rival directo en la lucha por engrosar los promedios. La visita intentará achicar espacios y salir de contra, por lo cual Colón deberá jugar con paciencia y no al ritmo de la gente que manifestará su ansiedad.
Analizando el sistema y teniendo en cuenta que juega como local, no es descabellado afirmar que se trata de un esquema cauteloso, con un solo punta. Pero si se toma como referencia el partido ante el Canalla se podrá recordar que Colón manejó el balón, presionó bien arriba e intentó desnivelar por las bandas, fundamentalmente por derecha con Braian Romero.

Con ese dispositivo, Pablo Ledesma será el mediocampista central más suelto y el encargado de distribuir el balón. Dado que Matías Ballini se abocará a la contención jugando más cerca de los marcadores centrales. Por ese motivo Gerónimo Poblete se recostará algunos metros más a la derecha para relevar a Romero cuando se mande al ataque.

El único punta definido será Cristian García, pero que de ninguna manera se quedará como referente de área, sino que saldrá a los costados, ya que se siente cómodo moviéndose por todo el frente de ataque. La mejora futbolística que tuvo en Rosario y los primeros 45’ ante Tigre deberán ser refrendados con un triunfo.

Si bien el Alemán López manifestó en varias oportunidades que no quiere ganar de cualquier manera y que prefiere respetar una línea futbolística no deja de ser menos cierto que en el fútbol manda los resultados y que la prioridad pasa por ganar. Si se juega bien será más fácil, pero hoy ante Olimpo hay que ganar como sea. Para lo demás seguramente habrá tiempo, siempre y cuando los resultados acompañen.

Comentarios