santafe
Sábado 07 de Mayo de 2016

El Senado provincial pide informes sobre los restos hallados en Alto Verde

Es por los féretros, huesos humanos y partes de nichos que se encontraron en medio de los escombros con los que rellenaban una calle.

La Cámara de Senadores de la provincia aprobó una pedido de informes al Poder Ejecutivo para saber si las autoridades provinciales "están al tanto de la información publicada en medios de prensa locales, referidas a denuncias de los vecinos de Alto Verde en las que señalan que, entre los escombros que la Municipalidad de Santa Fe usó como relleno en la calle Roberto Galarza de esa localidad, se han detectado restos de féretros, consistentes en manijas, herrajes, placas con nombres, huesos humanos y partes de nichos.

Los senadores quieren saber también si las obras que se están llevando a cabo en esa calle forman parte del "Programa de Intervención Integral de Barrios" creado por el gobierno provincial, en la obra dispuesta por el decreto 4.494 para la repavimentación de la calle de acceso al barrio Alto Verde. Y si, como se especifica en ese decreto, "la ejecución implica el reclamado (reconstrucción de base reutilizando el asfalto) de la carpeta asfáltica y base existente, conformando una base unificada con aportes parciales de nuevos materiales en un espesor final de 20 centímetros".

Por eso, y entre otros puntos que se incluyen en el pedido de explicaciones, se preguntan si los "nuevos materiales" admitirían la posible utilización de escombros producto de demoliciones llevadas a cabo en cementerios que pudieran incluir restos de féretros que contuvieran huesos humanos.

Tal como lo publicó LaCapital el 29 de abril, los vecinos de Alto Verde se encontraron con restos humanos y de féretros mezclados entre los escombros con los que se intentaba mejorar las calles de tierra deterioradas por las lluvias. El mejorado de calles consistió en echar tierra y escombro que se debía apisonar para compactar el barro.

Derrumbe en el cementerio. Ocurre que en enero de 2015 se derrumbó la sección 126 de nichos de la necrópolis santafesina, donde luego otras secciones debieron ser demolidas por su mal estado y mudadas. Aunque se dijo que todos los restos estaban identificados, aparentemente esto no fue tan así.

En este marco, los legisladores pidieron información, entre varias otras cuestiones, acerca de si la ordenanza de la Municipalidad de Santa Fe Nº8.478 de 1983, que establece el reglamento general de funcionamiento del cementerio municipal, dispone, en lo referido al vencimiento de los arrendamientos de nichos o sepulturas que no hubieran sido renovadas, que "vencido el plazo citado, la Dirección de Cementerios podrá disponer la desocupación, donando los restos o cualquier otro elemento de uso médico a instituciones públicas y/o privadas reconocidas oficialmente, que tengan por objeto la enseñanza e investigación en ciencias médicas". Y en tal caso preguntan al Poder Ejecutivo si ha recibido en donación restos humanos para cualquier "uso" posterior por parte de la Municipalidad.

Para los impulsores del pedido, lo que ocurrió en Alto Verde es "escandaloso; constituye de hecho una profanación que también muestra la calaña sus partícipes (directos e indirectos), el poco valor que otorgan a la vida humana".


Comentarios