Ovación
Viernes 07 de Octubre de 2016

¿El sistema se podrá mantener en el tiempo?

Luego de la muy buena victoria ante Defensa y Justicia, el interrogante está planteado en si Paolo Montero seguirá apostando por una línea de tres o volverá al esquema anterior.

La apuesta que realizó Paolo Montero en el encuentro ante Defensa y Justicia le terminó saliendo bien a la luz de los resultados. Mucho más si se tiene en cuenta que decidió cambiar en el sector (la defensa) donde más confianza había generado en los cuatro partidos anteriores.

Con un bloque defensivo que no había recibido goles, el técnico priorizó el conocimiento que tenía de Emanuel Olivera de su paso por Boca Unidos y lo mandó a la cancha para que juegue de líbero en una línea con tres defensores que siempre supone un riesgo.

Encima, el defensor marcó el gol de la victoria y fue la figura de la cancha, como para ratificar aún más el acierto por parte del uruguayo que, luego de la victoria, no habló con la prensa en solidaridad con los jugadores del Halcón de Varela que terminaron lesionados (Pablo Becker y Alexander Barboza).

Si bien a Colón le generaron algunas situaciones de gol en las que Jorge Broun respondió de manera fantástica, la realidad indica que Olivera se acomodó muy rápido, teniendo en cuenta que era su debut como titular y que Guillermo Ortiz mantuvo el buen nivel que viene demostrando desde el arranque.

Es cierto que a Germán Conti le costó en los primeros minutos acomodarse a esa posición ubicado por el sector derecho y no parado como marcador central con toda la cancha de frente. Es por eso que mostró algunos errores en la salida y cuando debió cortar. Pero con el correr del partido se amoldó mejor y en el segundo tiempo estuvo más firme.

Quizás ese sea el mayor detalle para analizar respecto a la implementación del nuevo esquema. En contrapartida y, más allá de no jugar bien, Ismael Blanco estuvo más acompañado en ataque por Nicolás Silva, que no tuvo la obligación de retroceder como en otros partidos y se dedicó a intentar desbordar por el sector izquierdo como sucedió en la previa al gol cuando generó el córner y luego lo ejecutó para el tanto de Olivera.

Está claro que hoy prácticamente ningún equipo de los 30 que militan en la máxima categoría utilizan la línea de tres para defender; ni los elencos más grandes que por ahí cuentan con más recursos y jugadores de jerarquía. En muchos casos, cuando los técnicos declaman una línea de tres, a los costados ponen a dos laterales lo que automáticamente se convierte en una línea de cinco defensores.
Pero esto no fue lo que sucedió en el partido ante Defensa y Justicia, dado que Lucas Ceballos se adelantó a la mitad de la cancha, más allá de que su función natural es la de lateral por derecha, y por la izquierda se posicionó el paraguayo Iván Torres que, a todas luces, es un carrilero si se quiere con características ofensivas, al menos en su carrera en Paraguay.

De esta manera, la pregunta del millón en función de lo que se viene es determinar si Montero está convencido de mantener este sistema táctico, independientemente del rival y la cancha en la que juegue. Es obvio que ante adversarios más calificados puede sufrir, pero si los que juegan por los costados hacen los relevos adecuados se puede aplicar con eficacia.

Lleva tiempo de trabajo y es por eso que en la pretemporada el cuerpo técnico fue desarrollando esta idea, aunque en la mayoría de los amistosos jugó con línea de cuatro y un sistema de 4-2-3-1. En caso de retornar a este último esquema el interrogante a dilucidar es qué hará con los tres marcadores centrales que demostraron condiciones para ser titulares. Tanto Ortiz como Conti cumplieron con creces en los primeros cotejos lo cual hace improbable que el entrenador decida el reemplazo de alguno de ellos.

Mientras que a Olivera lo conoce muy bien y de hecho pidió expresamente que venga a Colón. Encima lo puso en cancha ante un rival complicado como Defensa y en una posición muy sensible como es la del último hombre. Por lo cual si vuelve a marcar con cuatro debería sacrificar a uno de ellos, lo que se trataría de una injusticia. En consecuencia, no sería descabellado mantener el equipo que viene de ganarle al Halcón para visitar a Vélez y seguir profundizando una idea aún con los desafíos que eso supone.


Comentarios