Argentina
Jueves 06 de Abril de 2017

El socialismo reivindicó el derecho al paro

El partido que conduce Antonio Bonfatti defendió la medida de fuerza que está contemplada en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional. "Parar nos hace parte de la gran cantidad de ciudadanos que exigen que sus demandas sean escuchadas", sostiene el PS en un comunicado.

El Partido Socialista emitió un comunicado sobre el final del paro general. "Creemos necesario y conveniente reflexionar para poder ubicarnos en tiempo y espacio sobre lo que está pasando en la Argentina en estos primeros meses del 2017. Ante todo, y aunque parezca una obviedad, los argentinos debemos saber y reconocer que un paro o una huelga general es un derecho establecido en el artículo 14 bis de nuestra Constitución Nacional", sostiene el texto.

"El derecho a parar, entonces, trasciende la cercanía o adhesión a un sector o a otro de la "grieta" en ebullición que intenta cegarnos y dividirnos, frente a los preocupantes sucesos que vivimos los argentinos y argentinas. Parar o no parar, no nos transforma en kirchneristas o macristas", se afirma en la misiva y agrega: "Apoyar y acompañar a los trabajadores y trabajadoras también significa ubicarnos en una posición que pide salir de ese Callejón sin salida para defender a los más necesitados, que piden nuestra atención, al igual que los trabajadores de las muchas empresas pequeñas y medianas, que han tenido que cerrar sus puertas producto de un modelo económico que atrasa y que hace caso omiso de reconocer errores de gestión. Parar tampoco nos ubica en la mesa del triunvirato de la CGT, sino que nos hace parte de la gran cantidad de ciudadanos que exigen que sus demandas sean escuchadas y resueltas. Parar es un hecho democrático, como lo fue el sábado pasado donde miles de personas marcharon para defender al Gobierno de Macri o como lo fue el 8 de marzo en el paro de mujeres a nivel mundial".

El socialismo también remarcó su origen "fruto del pueblo trabajador", y señaló que como tal, "acompaña y apoya la huelga general, fieles a nuestros principios originarios y a nuestra historia de reivindicaciones sociales. Esta actitud, sin embargo, no nos ata al papel de ninguno de los dos oficialismos de turno que se debaten en disputas estériles y descalifican a aquellos pensamientos que difieren de sus intereses y de sus pretensiones políticas".

"La lucha por la expansión de derechos en nuestro país no ha sido fácil, gracias a estas historias de reivindicaciones, hoy podemos gozar de la ley de accidente de trabajo, descanso dominical, jornada de 8 horas, sufragio universal y muchas otras leyes que democratizaron nuestra sociedad y que se lograron por obra y esfuerzo de hombres y mujeres que dejaron el alma para que hoy podamos adoptarlos. Por eso, parar es un acto de solidaridad colectiva que mira en el presente las necesidades, demandas y derechos aún no satisfechos para llamar la atención de un gobierno que aún no asume su rol de gestionar el estado en favor de las mayorías más necesitadas", finaliza.