Ovación
Sábado 17 de Junio de 2017

El técnico que le devolvió la alegría

Colón le ganó a San Lorenzo y Eduardo Domínguez cumplió 14 partidos, la misma cantidad que estuvo Paolo Montero pero con números muy superadores.

La consigna del presidente José Vignatti era tener un buen colchón de puntos que lo alejara del descenso como primera medidad para luego tomar un objetivo superador.

Claro que a fines de 2016, independientemente de una campaña regular, la dirigencia debió salir al mercado para buscar un nuevo conductor ante la imprevista partida del uruguayo a Rosario Central.

Cuando se produjo el corte del campeonato, con el Charrúa Colón disputó 14 partidos, de los cuales ganó 6, empató 2 y perdió 6. Cosechó 20 puntos sobre 42 (47,6%), convirtiendo 13 goles y recibiendo la misma cantidad. En 7 partidos mantuvo su valla invicta. Fue blanco y negro en el Brigadier López (ganó 3 duelos y perdió la misma cantidad), mientras que en la ruta produjo lo mejor: 3 victorias, 2 pardas y 3 reveses. Fueron 9 jugadores los que pudieron convertir goles: Blanco (3), Torres y Leguizamón (2 cada uno), Lagos, Olivera, Conti, Sandoval, Ledesma y Bernardi (todos cada uno).

De menor a mayor

El arribo de Eduardo Domínguez, trajo consigo también las llegadas de Facundo Pereyra y Diego Vera para potencia al equipo de mitad de cancha para adelante. El propio orientador reconoció post San Lorenzo que le dijo bien claro a Vignatti para lo que venía. Y está a punto de acceder nuevamente a un certamen internacional, además de colarse entre los mejores de un campeonato largo, duro y extenuante.

En 14 fechas, las mismas que Montero, los pupilos de Domínguez sumaron 8 triunfos (7 de manera consecutiva, marcando un récord histórico del club), 4 empates y 2 derrotas. En total los rojinegros convirtieron 19 goles (con Temperley y Central los dos casos sin gritos) y recibió 11, preservando en 7 cotejos el arco sin tantos en contra.

Este año en el Brigadier López, Colón sumó 4 triunfos, 3 empates y apenas un revés; mientras que en condición de visitante cosechó 4 victorias, un empate y una caída. Hubo 8 jugadores que se anotaron en la red adversaria: Vera (5), Blanco, Leguizamón y Pereyra (todos 3), Torres (2), Conti, Garnier y Ortiz (uno cada uno).

Entonces estos 28 puntos sobre 42 en juego (66,66%) lo colocan entre lo mejor de 2017, con esa frutilla del postre que está a la vuelta de la esquina y en horas se puede constituir en realidad de acuerdo a resultados ajenos que pondrán nuevamente a la entidad del barrio Centenario en un certamen internacional.