mundo
Martes 04 de Agosto de 2015

El tremendo caso del niño de 8 años esposado en una escuela en EE.UU.

Un video que muestra a un pequeño de 8 años esposado y llorando en una escuela de Kentucky, Estados Unidos, causó gran estupor este martes y dio lugar a una querella contra la oficina del alguacil del condado de Kenton.
La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) denunció que dos menores fueron esposados por el "agente de seguridad del colegio", que es un representante del alguacil del condado.
Según la demanda presentada por la organización estadounidense, el agente de seguridad de la escuela ubicada en Covington, Kentucky, sujetó de forma inadecuada a dos menores, causándoles dolor físico y emocional.
ACLU difundió un video en el que se muestra a S.R., un niño de 8 años, con los brazos esposados detrás de la espalda.
El niño, de 24 kg de peso, permaneció así alrededor de 15 minutos.
El video muestra al niño con las esposas colocadas alrededor de los bíceps, un poco más arriba del codo. Sus muñecas son demasiado pequeñas.
"No puedes intentar golpearme así", le dice el agente de seguridad Kevin Sumner al niño, que llora a lo largo de todo el video.
"Puedes hacer lo que te pedimos o sufrir las consecuencias", reta el agente mientras el niño se queja del dolor.
"Siéntate en la silla como te he dicho", ordena Sumner.
ACLU recuerda que las directrices sobre el uso de esposas prohíben que se usen con niños pequeños.El caso de S.R. ocurrió en agosto de 2014 pero la demanda fue presentada esta semana.
Según la acusación, la niña , L. G., de la que no hay imágenes, fue esposada con el mismo método dos veces.
Diagnóstico de TDAH
Según ACLU, el chico del video, así como la niña de 9 años que también fue esposada por Sumner, tienen un diagnóstico de trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
En los casos denunciados, ambos fueron castigados por comportamientos relacionados con su trastorno. Ninguno de los dos fue arrestado o acusado de nada, y ACLU presentó la demanda en su nombre.
ACLU alega que la oficina del alguacil del condado de Kenton violó la Ley de Estadounidenses con Discapacidades por el trato dado a estos niños.
Las leyes del estado de Kentucky prohíben a los funcionarios de las escuelas sujetar o someter a niños que se sabe tienen una discapacidad.
La proporción de menores con alguna discapacidad es del 12% de los estudiantes de las escuelas públicas en EE.UU., pero suponen el 75% de los estudiantes que son físicamente sometidos por adultos en las escuelas, según datos del Departamento de Educación de EE.UU.
"Encadenar a niños no está bien. Es traumatizante y en este caso además es ilegal", dijo en un comunicado Susan Mizner, consejera de ACLU para temas de discapacidad.
"Estas medidas disciplinarias también alimentan 'el llamado conducto de la escuela a la prisión', en el que los niños son lanzados como en un embudo desde las escuelas públicas al sistema de justicia penal", añade el comunicado de ACLU.
Un abogado de la oficina del alguacil le dijo a la agencia de noticias Associated Press que Sumner sujetó a los niños porque "estaban poniendo a los demás y a sí mismos en peligro y eso es lo que se debe hacer en esos casos".

Comentarios