Ovación
Martes 07 de Abril de 2015

El triple de huevo

Unión venció en la noche del miércoles en el Hogar de los Tigres, y a puertas cerradas, a Echague por 73-65 y lo eliminó tras imponerse por 3-2 en la serie. Ahora, deberá medirse con Ferro desde el próximo lunes

Unión se clasificó a los cuartos de final nacionales del TNA, tras derrotar anoche a Echagüe de Paraná por 73-65, en el 5º y definitorio playoffs que se disputó en el Hogar de los Tigres, a puertas cerradas, por decisión de la AdC. En la próxima instancia, el conjunto tatengue se medirá con Ferro.
En el inicio del partido, Unión abrió el juego con un triple de Isola y metió un parcial inicial de 5-0, hasta que Echague mejoró en defensa, de la mano de Dodson y González para pasar al frente 10-5 en apenas 3’ de cotejo. El Tate no podía ajustar sus claros atrás y Carnovale ajustició con una buena bomba (16-11 a los 6’). Allí, sin que los entrenadores propongan variantes, los rojiblancos edificaron una corrida de 7-0, con un picante Rodriogo Haag (5) y lo dieron vuelta. El Tate robó la bola y facturó Isola pero los de Siemienczuk no pudieron mantener la pequeña ventaja y apenas se retiró en ganancia por 22 a 21 al cabo del segmento inicial.
Ni bien arrancó el segundo peldaño, el equipo de Barsanti volvió a estar más fino en el aro rival y con la conducción de Jaworski se escapó 25-22, pero la garra de Reinick en el poste bajo emparejó el lumínico. Era, como en muchos tramos de la serie, un duelo muy apretado y de rachas, con vaivenes en uno y otro quinteto. Una fácil canasta de Ruiz Moreno desembocó en el primer tiempo muerto del DT Tatengue (30-24). A la salida, poco pudo mejorar en el funcionamiento Unión, si bien hubo rotaciones en su formación inicial. Era el momento de Cassinelli (10) para estirar la diferencia 33-26. Una nueva detención del cotejo para reacomodar piezas, con el ingreso de Vildoza y la aparición de Isola (8), los rojiblancos se pusieron a uno con un minuto por disputar. Echague atacó pero no logró convertir y Unión tuvo el cierre para irse en ganancia al descanso corto pero Franco penetró y dio un mal pase. Se fueron con cosas para corregir pero una extrema paridad que avizoraba un final atrapante: 38-37 los entrerrianos.
Lo mejor de Unión se vio en el comienzo del tercer cuarto, si bien en el minuto inicial los dos marraron todas sus ofensivas, los rojiblancios metieron un parcial de 9-2, con defensa sobre los gigantes entrerrianos y la aparición de Reinick en el poste bajo. El 46-40 obligó al tiempo muerto de Barsanti y desde esa salida en los siguientes 3’ todo fue del AEC, que con dos bombas de Jaworski y Dodson retomó la vanguardia. Barrett perdió varias pelotas sin tirar al aro, y con una corrida de González la corrida fue de 10-0 (50-46), que desembocó en el tiempo muerto de Siemienczuk. Con más esfuerzo que ideas, el Tate volvió a emparejar el tanteador, de la mano de su armador Franco. A falta de 20’’ se produjo una situación que perjudicó a la visita: Jaworski cometió su segunda antideportiva y como indica el reglamento debió abandonar el campo. Franco encestó uno, Haag erró un triple y el segmento se esfumó 54-53 para los paranaenses.

Festejo. Los tatengues celebraron el pase a cuartos de final en el vestuario. Foto: @TodoUnion

En el último parcial, otra vez Unión tuvo su buen pasaje con el armador Franco que tras el arco encestó un triple para ganar por 57-56. Echague perdió el balón y Podestá aumentó pero como fue una constante en el punto decisivo, el elenco santafesino cayó nuevamente en un pozo, Barrett sumó la cuarta infracción y con 5’27’’ por disputar el orientador rojiblanco debió parar el trámite tras una corrida de Ruiz Moreno (63-61). A la salida, un posteo del capitán Reinick le dio nuevamente la supremacía pero nada avizoraba un final dramático. Echagüe no se daba por vencido, hasta que Vildoza primero e Isola después destrabaron el durísimo playoffs con dos triples épicos. Los entrerrianos no tuvieron resto y Franco lo sentenció desde la línea de libres. Unión se hizo fuerte ante la adversidad y ahora piensa en los cuartos de final nacionales del Torneo Nacional de Ascenso.

La satisfacción del capitán
“Esto es muy lindo, les quiero agradecer a la gente que no pudo estar presente y a toda mi familia. Fue durísimo, enfrente teníamos un gran rival. Sabíamos que iba a ser una serie dura. Pusimos lo que había que poner, que nos tiene que servir para crecer y para ir a buscar un punto a Buenos Aires. Teníamos que tener las piernas calientes y la cabeza fría, es lo que intentamos hacer en el último cuarto y por suerte nos salió”, dijo  Alejandro Reinick tras el partido.
Y agregó: “La mejor forma de tener revancha del fallo del Tribunal de Disciplina era ganando hoy (por ayer). Nos dolió mucho todo lo que pasó, nos dio mucha bronca cuando nos enteramos que nos sacaban de nuestra cancha. Tenemos jugadores que en los momentos difíciles buscan la pelota y no se esconden. El grupo está unido y eso es lo más importante”.
Leandro Buttarazzi / Enviado especial a Sunchales

Comentarios