Escenario
Domingo 30 de Octubre de 2016

El viaje de DiCaprio para salvar el planeta

En medio de una denuncia por lavado de dinero, el actor protagoniza y produce Antes que sea tarde, fuerte documental sobre el cambio climático que se verá este domingo por la noche por NatGeo.

Leonardo DiCaprio está al frente y produce Antes que sea tarde, un documental ágil e incisivo sobre el cambio climático, dirigido por Fisher Stevens, con producción ejecutiva de Martin Scorsese, que incluye entrevistas a Barack Obama, presidente de Estados Unidos y al papa Francisco, y se estrenará este domingo, sin cortes, en simultáneo con otros 170 países, por la señal Nat Geo (300 de Supercanal Digital), a las 23.

Las pinturas de El jardín de las delicias, el tríptico al óleo de El Bosco, con sus imágenes de la tierra y geografías de paraísos perdidos y refugios soñados, colgadas sobre la cama de infancia de DiCaprio, ofician como disparador de esta producción acerca de la lucha por la conservación del medio ambiente.

Antes que sea tarde no es el típico documental que refleja una sucesión de bellos paisajes del mundo amenazados, junto a subtextos casi evangelizadores. El filme, en cambio, se interroga sobre la ferocidad del capital, siempre indiferente a los daños que puede causar, por ejemplo, las inversiones en combustibles fósiles, y sólo atento a consolidar su poderío.

"No tenemos el lujo del tiempo, nuestro mundo natural está acercándose rápidamente a un cambio sin precedentes, irreversible y catastrófico que pone en peligro el futuro de la humanidad. No quería que el documental asustara a la gente y tampoco quería presentar estadísticas que la gente ya conoce. Quería concentrarme en lo que se puede y lo que se debe hacer de manera inmediata para que nuestro planeta sea un lugar viable para las generaciones futuras", afirma el famoso actor de Hollywood.

La creación presenta el "Boca-River" entre los científicos sobre la existencia –o no– del aumento de la temperatura global como consecuencia de la actividad industrial y su impacto sobre la Tierra y cómo detrás –o no tanto– de esas creencias residen intereses económicos.

La denuncia de estas situaciones que incluyen incendios forestales provocados sobre enormes superficies, capaces de generar muertes e inundaciones o tala de bosques, entre muchas más alteraciones de los diversos ecosistemas, suele generar una gran exposición a quienes la realizan, y no siempre para recibir aplausos, como muestra el filme.

El documental se estrena a nivel mundial esta noche, mientras la credibilidad del actor como embajador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra el cambio climático está siendo más que cuestionada, ya que se lo relaciona con un fondo de inversiones de Malasia, acusado de presunto lavado de dinero (más de 3.000 millones de pesos) investigado por el gobierno estadounidense desde julio.

Este fondo participó en la financiación de la película El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese, donde el actor también fue uno de los productores, aunque DiCaprio manifestó a través de un comunicado de prensa que acatará la resolución de las autoridades y está dispuesto a devolver el dinero que resulte necesario.

De todos modos, Antes que sea tarde se proyectará hoy, filmado por iniciativa del laureado intérprete, quien convocó al realizador Stevens, con quien ya se conocían desde hacía años, ya que ambos participaron en Mission Blue (2014), un documental codirigido por Robert Nixon, sobre un viaje a las Galápagos en homenaje a la bióloga marina Sylvia Earle, ganadora del premio TED en 2009.

Las próximas elecciones en Estados Unidos también afectaron la decisión del equipo de terminar el rodaje antes del otoño boreal de 2016, aunque esto exigió la necesidad de combinar la filmación con el exigente plan de rodaje de DiCaprio para la película de Iñárritu.

Una distendida caminata con Obama, una emotiva charla con el Papa, más un incisivo intercambio de dudas y opiniones con la prestigiosa ambientalista india Sunita Narain forman parte de la producción, junto con algunos paisajes del planeta como las arenas bituminosas canadienses, donde Suncor Energy produce 8.300 barriles de petróleo crudo sintético por medio de un proceso que emite gases invernadero y Sumatra, destino para que los agricultores de aceite de palma quemen a gran velocidad la selva húmeda tropical productora de oxígeno, entre otros.

Antes que sea tarde es una oportunidad para que el espectador pueda confrontar con la naturalización del estado de las cosas en el planeta que hacemos a diario.

Comentarios