Política
Jueves 09 de Julio de 2015

El vicegobernador puso reparos al sistema de voto electrónico

Jorge Henn pidió prudencia y “no sumarse compulsivamente”. Se mostró a favor del soporte de papel en un escrutinio definitivo

En el marco del debate parlamentario por la posibilidad de incorporar en Santa Fe el voto electrónico, el vicegobernador Jorge Henn reclamó “no sumarse compulsivamente”. Pidió una análisis profundo del sistema y se manifestó a favor del papel como soporte del escrutinio definitivo.

Días atrás fue el propio diputado socialista Eduardo Di Pollina quien admitió que trabaja en un proyecto legislativo para implementar en la provincia de Santa Fe el sistema de voto electrónico.
Henn dijo por LT8 de Rosario que además “depende de cuáles son los costos” y advirtió a modo de ejemplo que en la ciudad de Buenos Aires “esto ha significado una erogación importante”.

“Además habría que ver el tema de los beneficios”, señaló Henn. De todas formas adelantó su postura de contar con un escrutinio definitivo con papeles: “Creo en el soporte de papel como prueba de que en alguna circunstancia lo que exista en la urna no tenga que ver con lo que está cargado”.

“Esto es un tema que está en discusión, que tiene estado parlamentario, hay proyectos legislativos. El gobernador no se ha definido en forma determinante con este tema. Pero iremos analizando las posibilidades con mucha cautela”, anticipó.

“En lo personal –agregó– creo que la mejor forma de dar certezas  y seguridades al elector es el procedimiento del escrutinio definitivo tal cual ha sido realizado, con un presidente de la Corte presidiendo el Tribunal Electoral y con fiscales en cada una de las mesas”.

Admitió que “quizás sí haya que darle una vuelta de tuerca al escrutinio provisorio para que la gente tenga una información clara de quién los va a gobernar”.

Las críticas al sistema
Días atrás, Beatriz Busaniche, magíster en Propiedad Intelectual, docente de la UBA y referente de la Fundación Vía Libre habló con Diario UNO sobre la implementación del voto electrónico en las elecciones que se desarrollaron en la ciudad de Buenos Aires.

“El voto electrónico no es confiable por diversas razones: porque pone en serio riesgo el secreto del voto, y porque ofrece un amplio flanco de ataque para manipular la voluntad ciudadana, ya sea a través de engaños que permitan cambiar el voto, o directamente por la anulación de los votos con distintos métodos. El sistema que contrató la ciudad de Buenos Aires es de una empresa nacional llamada MSA y por lo que han podido observar algunos especialistas expertos en seguridad de sistemas tiene vulnerabilidades de todo tipo. Todo el proceso es vulnerable, incluso la máquina. Además, hay una cuestión clave y es que prácticamente inhabilita la capacidad de las autoridades de mesa y de los fiscales de auditar que se cumpla la voluntad de los ciudadanos bajo las condiciones de secreto, integridad y todas las garantías que debe otorgar un sistema democrático”, señaló Busaniche.

Comentarios