pais
Jueves 16 de Abril de 2015

El viudo de la maestra Jardinera asesinada “comprendía la criminalidad de sus actos”

Así lo aseguró Bernardo Alberione, fiscal que entiende en la causa del homicidio de la maestra Jardinera que fue atacada por su expareja en la ciudad de San Francisco, Córdoba. El acusado está detenido.

En la noche de este miércoles, Mauro Bongiovanni, la expareja de María Eugenia Lanzetti, la maestra Jardinera que fue degollada frente a sus alumnos, permanecía en el área de Salud Mental del Hospital hasta tanto ser trasladado a la cárcel de nuestra ciudad.
•LEER MÁS: San Francisco: una maestra jardinera fue asesinada por su expareja delante de sus alumnos
Aúno no había declarado ante el fiscal, que todavía no lo había imputado. Hoy lo trasladarán al edificio de tribunales para que designe abogado y de esta manera continuar con el proceso y ser indagado por Alberione.
“Marita” Lanzetti y Mauro Bongiovanni llevaban alrededor de un año separados. La mujer ya había denunciado a su expareja por hechos violentos y contaba con un botón antipánico desde septiembre de 2014, que en el momento del ataque tenía en el bolsillo del guardapolvo, aunque no llegó a accionarlo para advertir la situación de peligro. Se trata de un dispositivo de seguridad que permite a las víctimas de violencia de género conectarse de manera inmediata con la policía.
El fiscal Oscar Gieco, el año pasado, instruyó una causa de la cual se desprendió un impedimento de acercamiento hacia la mujer por parte de Bongiovanni y también la exclusión del hogar. Precisamente en octubre, el supuesto homicida había ingresado al domicilio de Juan B Justo 727, en barrio Consolata, en donde residía Lanzetti con los dos hijos de la pareja, Juan Cruz y Santiago.
El Fiscal de la causa Bernardo Alberione.
 
Alberione señaló que el detenido fue "directamente a agredir a su expareja, sin intención de hacer lo propio con otras personas".
Bongiovanni, al parecer, estaba realizando un tratamiento psiquiátrico ambulatorio con responsabilidad de familiares en el cumplimiento del mismo.
Mauro Bonggiovanni, la expareja de la maestra asesinada.
 
Para Alberione, “el ataque fue de tal rapidez y decisión que a la víctima le fue imposible accionar el botón antipático” para alertar la amenaza.
“Una cosa es comprender la criminalidad de los actos y otra cosa es la peligrosidad que revestiría el victimario. Él comprendida perfectamente la criminalidad de sus actos”, dijo el magistrado en tanto, afirmó que Bongiovanni “requería atención psiquiátrica”.
En las próximas horas, el detenido será sometido a nuevas pericias psiquiátricas y psicológicas, ahora en el marco de una causa por homicidio, el de su esposa.

Fuente: LaVozdeSanJusto

Comentarios