Elecciones 2017
Martes 10 de Octubre de 2017

Caren Tepp: "Es necesario un cambio en la cultura política, que debe ser humanizada"

La candidata a diputada nacional por Ciudad Futura marcó las líneas de sus principales propuestas y los conceptos que tallaron su militancia en la búsqueda de una construcción social distinta.

"Somos parte de una construcción que viene desde abajo, que es horizontal y desde los territorios, pero se necesita, en este contexto en particular y como sociedad donde se está dando un aprendizaje colectivo de mayor igualdad, profundizarlo desde la política, donde cuesta más. Hoy es políticamente correcto levantar un cartelito de Ni una Menos o por la Paridad, pero dentro de los recintos cuesta conseguir los consensos para que esos mismos acompañen los derechos de las mujeres para estar en un plano de igualdad", define Caren Tepp, la candidata a diputada nacional por Santa Fe que encabeza la lista de Ciudad Futura.

En diálogo con UNO Santa Fe, Tepp planteó dos líneas de trabajo como propuestas para el Congreso nacional. "Una de ellas tiene que ver con una Ley de Ordenamiento Territorial, para una mejor planificación de los usos del suelo" –aclaró y continuó– Dentro del Congreso hay una ley importante, que está por perder estado parlamentario una vez más, que es la Ley de Humedales".

"Ese proyecto, justamente, lo que hace es preservar aquellas tierras que tiene no solo nuestra provincia sino también el país, donde hay reservas naturales que es necesario proteger y que, sea por la especulación inmobiliaria o por el desarrollo del monocultivo de la soja, están siendo una presa para los grandes grupos económicos. Y hay que tener en cuenta que la no protección de esas tierras puede traer aparejadas otras problemáticas, como las inundaciones. Es necesario que el Estado intervenga en un ordenamiento territorial y pueda proteger esas zonas donde, por razones naturales, no se puede desarrollar", se explayó.


Por otro lado, la postulante a una banca nacional resaltó la posibilidad de plantear en la agenda nacional la posibilidad de crear un Ministerio de Ciudades: "Es decir, como en otros países, poder jerarquizar a los municipios como instancias más próximas, en el ámbito estatal, de la ciudadanía. En los últimos 50 a 60 años el rol de los municipios ha cambiado muchísimo y eso no ha sido acompañado por un diseño político institucional que les de mayor jerarquía y protagonismo".

"Las grandes ciudades tenemos que enfrentar la desigualdad y la violencia urbana que produce la misma, pero no contamos con todas las herramientas para poder hacer frente. Pensar que desde el gobierno central, desde Capital Federal, se va a dar respuesta a estos desequilibrios territoriales es un tanto ingenuo, sobre todo cuando vemos que, gobierne quien gobierne, siempre está la mezquindad política en la distribución de los recursos. No es solo un tema de coparticipación, recursos de los santafesinos que vamos a defender, sino también se trata de ir más allá y avanzar en un rediseño político de nuestro país", marcó.


Un cambio en la cultura política

La lista que encabeza Caren Tepp fue impugnada, en un primer momento, porque todas sus integrantes eran mujeres. Por ese motivo, debieron introducir en la misma una especie de "cupo masculino".

En tal sentido, la candidata de Ciudad Futura enfatizó: "Es necesario un cambio en la cultura política, porque no solo es importante que las mujeres estemos en los lugares más importantes de las listas sino que también es necesario feminizar la política, un concepto que ya atraviesa a otras ciudades en el mundo".

"Esto es valorizar una cantidad de cualidades que históricamente han sido atribuidas al género femenino, tales como las emociones, la empatía, la pasión, la cooperación y el trabajo en red. Son palabras que parecen prohibidas en la política actual, donde todo es «rosca y agresividad». Pareciera que el poder es el hecho de imponerse al otro, cuando el poder debiera entenderse como construcción colectiva", marcó.


Y concluyó: "El desafío es poner en el centro de la escena pública y política todas aquellas cualidades que están relegadas al ámbito de lo privado, que siempre han sido desvalorizadas por la sociedad, porque feminizar la política es humanizarla y, de alguna manera, también la política tiene que recuperar el corazón, sentir las injusticias que vive el que está al lado nuestro, porque es lo único que nos va a llevar a transformar la sociedad".


Su historia

"Vengo de la ciudad de Santo Tomé, donde nací hace 30 años. A los 18 me fui a Rosario a estudiar Ciencia Política. Ahí descubrí el Movimiento Giros, un grupo de jóvenes militantes que estaban empezando a trabajar en un barrio popular rosarino, Nuevo Alberdi. Vengo de una familia militante radical y arranqué en esta actividad en una búsqueda por nuevas formas de construcción política, que tengan más anclaje con el territorio, que sean más horizontales, más democráticas. Cuando conocí a Giros, que hacía un año había comenzado en los barrios, decidí sumarse en 2006. Llevo así 11 años de militancia, que fue creciendo en base a las problemáticas y necesidades de los barrios donde íbamos militando", se describió Caren Tepp.


Y si de luchas se trata, ella misma sintetizó las más fuertes que enfrentó junto al Movimiento Giros: "En el caso de Nuevo Alberdi, es una zona mayoritariamente rural de Rosario, donde la principal preocupación fueron las inundaciones y, luego de que el Estado provincial realizara las obras, muy fuerte apareció la especulación inmobiliaria y distintos métodos para desalojar a las familias que hacía más de 20 años que vivían ahí, iniciamos una lucha que fue muy ardua, para lograr que las familias siguieran viviendo en ese lugar".

"Además buscábamos que el Estado pudiera conservar esas tierras para hacer un proyecto urbanístico que no esté solamente atado a los grandes grupos económicos sino que pueda ser una opción para los sectores más populares y clases medias para los cuales es muy difícil el acceso al suelo y la construcción de vivienda propia. Creemos que ahí está la posibilidad de generar un crecimiento urbanístico de la ciudad bajo otros paradigmas. En medio de esa lucha, en 2010, logramos (sin ser concejales aún) que Rosario sea la primera ciudad en el mundo en prohibir los barrios privados, por ordenanza. De esa manera encontramos una preservación de tierra para reducir un poco esa burbuja inmobiliaria que se había asentado sobre esas tierras", consignó.


La resistencia

"Al mismo tiempo, nos tocó afrontar la defensa del último tambo que queda en la ciudad de Rosario, justamente emplazado en el corazón de esas 300 hectáreas. La lucha en el tambo consistió no solo en una defensa jurídica de ese emprendimiento sino también en protegerla en medio de la crisis del sector lácteo. Poder sostener hoy un tambo que produce mil litros diarios, que pasó a ser de un tambo familiar que vendía a empresas que le pagaban a precios injustos, logramos desarrollar toda la cadena productiva a partir del agregado de valor en origen", relató Caren Tepp.


Y continuó: "Se logró la apertura de una mini planta láctea que ya no es solo una unidad familiar, sino que se constituyó una cooperativa de trabajo donde hay 8 jóvenes que están desde el ordeñe hasta la producción final de queso y dulce de leche que se vende de forma directa al consumidor. Esa es la lucha más importante que me toco desde el Movimiento Giros. Me fui dos años a vivir al tambo La resistencia, para poder defenderlo. Más allá de las instancias jurídicas había grupos que iban desarrollando distintas estrategias, no todas ellas democráticas ni pacíficas; nos tocó más de una vez sufrir alguna persecución, aprietes y amenazas por estar defendiendo esa zona".

"Todo lo hicimos convencidos no solo de los derechos adquiridos por las familias que habitan ahí sino también de la necesidad de construcción de una sociedad más justa, que le permita a los municipios no estar presos de grupos económicos que definan el crecimiento y desarrollo de la ciudad", finalizó.