santafe
Lunes 25 de Enero de 2016

En 2015, el Centro de Atención a la Víctima recibió un 21% más de casos

Gran incremento. Durante 2014, la oficina de la Defensoría del Pueblo atendió 810 personas víctimas de diferentes delitos. El año pasado fueron 982 casos y más de la mitad correspondieron a violencia doméstica

El Centro de Asistencia a la Víctima y Testigos de Delito de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe atendió durante el año pasado 982 casos. Esa cifra representa un incremento de un 21% si es comparada con los 810 de 2014. En tanto del total de casos de 2015, más de la mitad fueron por violencia doméstica, entre los que se cuenta la violencia de género (475) y el maltrato a menores (234).
 
En diálogo con Diario UNO, el defensor del Pueblo Luciano Leiva habló sobre el aumento de atenciones y remarcó justamente que la mayoría tienen que ver con el maltrato hacia la mujer y hacia niños, niñas y adolescentes. Al respecto, sostuvo que el Centro ha trabajado históricamente con la problemática, y eso hace que sea tomado por particulares y organismos oficiales como un lugar de referencia. 
 
“Tenemos cada vez más cantidad de casos, sobre todo casos de violencia doméstica, que son la mayor parte de los casos que atendemos”, explicó.
 
Más denuncias
Analizando las cifras publicadas por la Defensoría del Pueblo, Leiva resaltó que durante 2015 se notó un incremento en la cantidad de denuncias por violencia de género y maltrato, luego de cada una de las multitudinarias movilizaciones que se organizaron para frenar este flagelo. “Después de esas movidas las mujeres asistían a pedir ayuda a la Defensoría en mayor medida. Lo cual habla de que cuando hay difusión, la gente toma conciencia de sus derechos y de sus posibilidades de pedir ayuda”, contó. 
 
 
“Es difícil saber si hay más violencia de género que antes, hay quienes dicen que sí. Pero también es cierto que hay mayor nivel de conciencia de los derechos. Hay más derechos, más instrumentos y más posibilidades de denuncia ante casos de violencia de género. Darle a la víctima un botón de pánico, o establecer una medida de distancia para que la persona no viva atemorizada, por ejemplo. Además, hay más organismos que se ocupan de esto y se han dictado leyes en el pasado reciente, a nivel nacional y a nivel local que son de avanzada sobre los derechos de la mujer, y de los sectores más vulnerables en este sentido”, agregó. 
 
Asistencia a la Justicia
De los 982 casos en total atendidos el año pasado, en 238 la Justicia requirió la intervención del Centro de Asistencia a la Víctima. Se trata de casos derivados del Ministerio Público de la Acusación, de los juzgados de Familia y otros organismos, generalmente con la intención que desde el Centro de Asistencia se realice algún tipo de pericia, o directamente la atención a la víctima.
 
En este sentido, el defensor del Pueblo señaló que aunque representan un porcentaje menor frente al total de atenciones, también aumentaron los requerimientos de intervención por parte del Poder Judicial, que en 2014 habían sido 175.
 
Leiva destacó que se trata de un número importante, y que esto afianza la relación con la Justicia y recordó que la Defensoría firmó en 2013 un convenio con el Ministerio Público de la Acusación para poder realizar este tipo de asistencias. 
 
 
“En esa oportunidad el doctor De Olazábal había dicho que el nuevo paradigma de derecho penal establecía la idea de que la víctima tenía que tener una gran asistencia en cuanto a la atención, porque antes la Justicia se ocupaba de la persecución al victimario, pero no de la víctima”, explicó.
 
Por este motivo, subrayó que en la nueva visión de la Justicia, la víctima ha cobrado un rol central en cuanto a su atención y acompañamiento, y que desde el Centro de Asistencia se atiende este tipo de casos. “Tenemos un equipo de abogados, asistentes sociales y psicólogos que lo que hacen es acompañar, asistir, atender y, en algunos casos, también pericias psicológicas”, expresó.
Coqui Toum /  jorge.toum@uno.com.ar / De la Redacción de Uno

Comentarios