santafe
Jueves 21 de Enero de 2016

En 72 horas el 107 registró 15 casos de atención vinculados con el calor

Desde el organismo aseguraron que es una cifra importante. Lo habitual es asistir uno o dos casos por semana

Las altas temperaturas que se registraron en lo que va de la semana no dan tregua y según los pronósticos meteorológicos la tendencia se mantendría hasta el inicio de la próxima semana, donde se percibe una escasa probabilidad de lluvia.
 
 
La ola de calor que se extiende en una importante porción del país genera en ocasiones efectos indeseados en sectores de la población. Desde el Sistema de Emergencia y Derivaciones del 107, confirmaron a Diario UNO que desde el lunes hasta el miércoles se registraron un total de 15 atenciones relacionadas con cuadros de calor (entre los que se incluyen golpes de calor, hipotensión e hipoglucemia).
Desde el organismo no dudaron en calificar la cifra como importante, dado el corto lapso de tiempo en el que se dieron, ya que habitualmente se registra un caso cada dos o tres días o dos a lo sumo. “Estamos en una temperatura elevada, de 38ºC para arriba y térmicas de 50ºC. Son días especiales y el calor se va a extender por lo que creemos que el número va a ser elevado”, adelantó el doctor Martín Pirles, coordinador de la Central de Emergencia y Derivaciones del 107.   
 
Sin embargo desestimaron la posibilidad de calificar todos los casos, ya que en la mayoría de las ocasiones el diagnóstico queda en manos del profesional que asiste al paciente en el centro de salud, sanatorio o clínica al cual se deriva. De los pacientes que debieron ser atendidos el 60% corresponde a personas de 65 años en adelante que fueron asistidos en su mayoría en la vía pública. En esa línea el coordinador recordó que tanto los adultos mayores como los niños son grupos de riesgo. “No hay detectados menores entre los casos asistidos”, corroboró el responsable. 
 
 
El estar expuesto a altas temperaturas sin los cuidados adecuados puede derivar en episodios que en ocasiones se confunden con los golpes de calor, como puede ser un episodio de hipotensión o de hipoglucemia. El especialista brindó las claves para distinguirlos y pautas para poder escapar del malestar que cada uno provoca en el cuerpo. El golpe de calor se produce por la pérdida de agua y sales esenciales que el cuerpo humano necesita para el buen funcionamiento.
Entre sus síntomas, pueden presentarse fiebre, sed intensa, sensación de calor sofocante, piel seca, dolor de estómago, falta de apetito y náuseas, dolor de cabeza, mareos e incluso desmayo. El calor también puede provocar un cuadro de hipoglucemia, en caso de que una persona no haya ingerido alimento en un lapso de unas diez horas se puede generar una hipoglucemia y la persona se desvanece. En caso de encontrarse ante este tipo de situación, lo aconsejable es ingerir un caramelo, un vaso de gaseosa o algo dulce para que recupere el estado de conciencia.
   
 
Mientras que la hipotensión se identifica por la sensación de flojera o pesadez que se presenta en la persona. Este cuadro se genera por falta de ingesta de líquido y que causa una baja presión arterial. Se revierte consumiendo agua mineral o agua con sodio. También se puede agregar una comida salada y un poco de agua. Para evitar cualquiera de los cuadros planteados anteriormente es indispensable evitar hacer actividades en las horas de alto riesgo, esto es de 10 a 16. “Tratar de resguardarse del sol directo, utilizar ropa clara, ya que esto provoca que reboten los rayos UV, la ropa oscura los atrae”, destacó Pirles. Mantener una hidratación constante es fundamental, ya que el cuerpo transpira y debe recobrar el equilibrio por medio del consumo de agua. Consumir alimentos frescos también colaboran a evitar los efectos indeseados del calor.
Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios