Diputados
Martes 05 de Julio de 2016

En menos de 72 horas, la provincia define el futuro de la autopista a Rosario

Análisis. Se lo confirmó a Diario UNO el ministro de Infraestructura, José Garibay, quien no descartó hacerse cargo del servicio. "No habrá inversión con el actual concesionario", aseguró

El 31 de diciembre de 2010 la empresa Arssa se hizo cargo de la concesión de la autopista a Rosario. En los cinco años y medio –de un total de 10 que prevé el contrato– la UTE conformada por las firmas Milicic SA, Obring SA, Vial Agro SA, Laromet SA, Rovial SA y Pecam SA fue cuestionada en varias ocasiones por la falta de obras en la traza de la autopista, lo que no se condicen con los aumentos de la tarifa de sus peajes.
Hace poco más de un mes el ministro de Infraestructura y Transporte de la provincia, José Garibay, había deslizado la posibilidad de que la provincia se haga cargo de la repavimentación de la traza, lo que volvió a poner en el ojo de la tormenta a la concesionaria y a la provincia por no exigir el cumplimiento del contrato. Esa situación generó que este miércoles, a las 18, el ministro tenga una reunión con los diputados en la comisión de Obras y Servicios Públicos de la Cámara Baja.
Garibay le dijo a Diario UNO que en ese encuentro va a responder "todas las preguntas". Al ser consultado sobre si la provincia tiene tomada una decisión respecto de qué se va a hacer con la autopista, Garibay respondió: "Estamos evaluándolo para tomar una decisión en el tiempo más breve posible. Sería esta semana".
El funcionario aseguró que la reunión con los diputados y lo que la provincia decida "son dos cuestiones independientes", aunque admitió que le "gustaría llevar algún avance" al encuentro sobre las definiciones que tomará el Ejecutivo provincial.
Ante la pregunta de si la provincia está dispuesta a invertir en las obras de la autopista, Garibay dijo: "En algún momento tendremos que aportar algo, pero antes tenemos que definir la situación de la concesión. En la actual situación no vamos a aportar. No corresponde dentro del marco de la actual concesión. Por eso previamente tenemos que resolver el tema de la concesión y luego sí estaríamos en condiciones de invertir".
Concretamente sobre la posibilidad de que Arssa siga a cargo de la concesión y que la provincia se haga cargo de las obras, el ministro dijo "No creo".
Por lo tanto, los escenarios posibles serían los siguientes: si Arssa sigue, tendría que hacerse cargo de las obras; la segunda posibilidad es que la provincia rescinda el contrato con Arssa y relicite la concesión de la autopista y discutir con el próximo concesionario las tarifas, las obras a realizar y los plazos; o hacer las obras y hacerse cargo de la autopista. Ante este abanico de opciones, Garibay respondió: "Por eso, ya no sería bajo esta concesión". En la respuesta parece estar implícita la decisión de terminar el vínculo con Arssa.
En tanto, al ser consultado sobre cuál de las últimas dos opciones evaluaban como posible, el ministro dijo que "no está resuelto".
El tiempo corre y la provincia entró en momentos de definición. Tal vez el primer indicio lo dé el ministro en la reunión que mantendrá esta tarde con los diputados. Sea cual sea la opción elegida, el resultado debe ser uno solo: que se hagan las obras de repavimentación de una vía crucial para los santafesinos.

Comentarios