santafe
Jueves 14 de Abril de 2016

En plena emergencia hídrica, los cuatro helicópteros de la provincia no funcionan

Uno de los helicópteros que tiene la provincia destinados a la seguridad hizo un aterrizaje de emergencia el miércoles pasado. Los peritajes determinaron que algo del exterior ingresó al aparato y afectó un motor. Pero el hecho puso al descubierto la realidad de la flota aérea del Estado santafesino: ninguna de las cuatro aeronaves que posee funciona actualmente.
El citado episodio sucedió en el aeropuerto de Sauce Viejo cuando la máquina ya había levantado una altura de 300 metros, se plantó el motor y debió aterrizar en una zona rural.
•LEER MÁS: "La provincia terminará la gestión con cuatro helicópteros", aseguró el gobernador Bonfatti
Se trata del helicóptero alemán Bolkow BO 105 CBS, Matrícula LQZHO, que fue adquirido en agosto del año pasado, y estaba comandado por el piloto Rafael Cornejo y el copiloto Rodrigo Santillán.
La Junta Nacional de Accidentes inició de inmediato una inspección para determinar las causas del incidente y determinó que “no fue una falla (mecánica)” sino que se debió a “la ingesta de un trozo de género”, según detalló este jueves en Radio 2 Fernando Scabuso, jefe de la Brigada Aérea Policial de Santa Fe. Si bien reconoció que se trata de un siniestro “poco habitual”, la autoridad policial descartó la hipótesis de un sabotaje.
•LEER MÁS: El gobierno sumó el tercer helicóptero a la flota provincial
No es la primera vez que ese helicóptero y el otro que tiene el gobierno destinados a la seguridad tienen problemas. Según fuentes del propio gobierno santafesino, ambas máquinas ya tienen reportados 16 inconvenientes que podrían haber provocado un accidente. Y 23 novedades menores en 160 horas de vuelo que llevan registradas desde que fueron compradas por la gestión de Antonio Bonfatti.
El otro Bolkow (Matrícula LQGBQ) también quedó fuera de servicio la semana pasada cuando después de dos explosiones en el aire tuvo que aterrizar en Rosario. El Bell 429 que usa el gobernador está parado por un mantenimiento programado. Y el más viejo, el Stylo B-2, está detenido en Buenos Aires a la espera de un repuesto que debe llegar desde el exterior.

Comentarios