Santa Fe
Martes 11 de Julio de 2017

En Rafaela sortearon las columnas de alumbrado para la cartelería de campaña: 20 para cada lista

Con el compromiso de mantener una ciudad "ordenada y limpia", los partidos políticos se repartieron 417 columnas del microcentro y de los bulevares fundacionales de esa ciudad, lugares más transitados y concurridos

Este lunes, y con presencia de todos los partidos políticos de Rafaela, se procedió a realizar el sorteo de las columnas de alumbrado que le tocará a cada lista para la colocación de sus carteles. Se trata de un total de 417 luminarias del microcentro y de los bulevares fundacionales. Eso sí, en la periferia será para "el que primero llega".

Para determina la columna, zona y lugar que le toca a cada lista, los apoderados de los partidos políticos debieron meter la mano en un bolillero. El acto fue presidido por el secretario de Gobierno y Ciudadanía Delvis Bodoira, quien aclaró que este mecanismo se viene haciendo desde hace años. "Es un acuerdo entre todos los partidos políticos. Hay valores en la ciudad de Rafaela que trascienden lo político partidario, como es el orden y la limpieza de la ciudad", comentó a UNO Santa Fe el funcionario.

Las columnas en las que se puede colocar cartelería se encuentran relevadas y numeradas. Incluso, en el último tiempo la cantidad se achico, de 471 se pasó a las 419 actuales. No se podrán colocar carteles en columnas que se encuentran sobre ochavas y no deberá obstruir la visión; tampoco volar sobre el cordón y su dimensión no puede superar los dos metros de alto por un metro de ancho.

A pesar de que en la ciudad de Santa Fe ya se pueden ver afiches, el inicio oficial para este tipo de propagando comienza el 14 de julio (un mes antes de la elección). En Rafaela quieren evitar la batalla que se presentan en la mayoría de las ciudades a partir de la contaminación visual, producto de este tipo de propaganda callejerra.

En la ciudad cabecera del departamento Castellanos la famosa "pegatina" no está permitida, a excepción de aquellos afiches que pueden estar en bastidores establecidos para tal fin. "Es difícil de sacarlos y no es justo que tengamos que disponer de empleados municipales para hacer esa tarea cuando existen otras prioridades. Están vedados los pasacalles por ordenanza, tampoco se pueden colocar carteles sobre la señalética de la ciudad", agregó Bodoira.

Las columnas sorteadas no se pueden ceder o transferir. "Se sortearon en un clima de normalidad y cordialidad. Hace años que es una marca registrada en Rafaela. Todos estamos de acuerdo, es más ordenado, ecuánime y equitativo para todos. No queremos que producto de una campaña electoral, como ha pasado en otra ocasión, donde con pintadas o pegatinas se ensuciaba la ciudad o se convertía todo en la ley de la selva", finalizó.