santafe
Martes 08 de Marzo de 2016

En Santa Fe la expectativa de vida de las personas trans es solo de 42 años

Datos. El subsecretario de Diversidad Sexual de la provincia, Esteban Paulón, dijo que  la provincia no escapa a la media nacional. Se realiza un relevamiento sobre ese colectivo

La provincia, a través de la Subsecretaría de Diversidad Sexual, lleva adelante un relevamiento sobre las condiciones de vida de las personas trans que habitan el territorio santafesino. El objetivo es tener datos certeros sobre esa población para definir políticas públicas específicas que les permitan el ejercicio pleno de sus derechos. El titular del área, Esteban Paulón, adelantó a Diario UNO que cerca del 90 por ciento de las personas trans no tiene acceso a un trabajo formal y que la expectativa de vida, como en el resto del país, es de 42 años.
 
El trabajo se inició en Santa Fe, Rosario, Reconquista, Gálvez y Rafaela. “Que hoy podamos tener DNI para las personas travestis, transexuales y transgénero pero que siga habiendo enormes dificultades para acceder a una vivienda, para evitar ser víctima de un abuso policial o de una situación de discriminación en la calle, que son cosas que siguen ocurriendo, es una señal de que todavía falta mucho por hacer”, explicó Paulón a Diario UNO.
 
En ese sentido, reconoció que la provincia es muy grande y hay distintas realidades. “En Santa Fe y Rosario, que hoy tienen áreas municipales, hay visibilidad e incluso los medios se han abierto muy favorablemente. Hoy hay determinados servicios públicos de salud, educación y de cultura que llegan, aunque a veces no pase en la medida que quisiéramos. Pero es un panorama muy diferente al de comunidades muy pequeñas donde la discriminación se siente con enorme fuerza”, sostuvo y siguió: “Es un desafío enorme todo lo que hay que hacer en una provincia tan grande y con tantas diferencias”.
 
Sobre las acciones que lleva adelante la nueva dependencia del gobierno provincial, Paulón comentó: “Estamos haciendo un relevamiento, que es prácticamente un censo, con toda la población trans de la provincia, porque queremos conocer cuanto antes cuáles son sus condiciones reales de vida en Santa Fe”. Y señaló que a fin de mes se conocerán los datos y se podrá lanzar un programa integral de inclusión.
 
—¿Qué se sabe hoy de la población trans santafesina?
—Estamos estimando una población entre 700 y 1.000 personas trans en la provincia, la gran mayoría en condiciones de vulneración de derechos terribles, con una gran discriminación en la vida cotidiana. Creo que ahí tienen que estar los esfuerzos para sacar rápidamente a la población de esa situación que hace que hoy en la Argentina, y Santa Fe no es la excepción, la expectativa de vida del colectivo trans sea de 42 años. Ese es un dato que nos tiene que hacer ver que hay que tomar medidas rápidas y urgentes para frenar esa situación. Además hay que tener en cuenta que más del 90 por ciento de las personas trans no tiene acceso al empleo formal.
 
—¿Qué políticas públicas se pretenden impulsar desde la subsecretaría?
—Hay líneas muy claras que tienen que ver con eliminar las barreras que existen para el acceso del colectivo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trans) a los servicios que el Estado santafesino le brinda a sus ciudadanos. En salud estamos trabajando desde diciembre para hacer más accesible el acceso a los tratamientos del colectivo trans. Santa Fe tiene, sin dudas, el mejor servicio del país, tenemos unos equipos médicos muy preparados y una cobertura importante en relación a tratamientos hormonales. Pero eso tiene que ser mejor, tenemos que descentralizar. Hay que lograr que una persona trans de Tostado no tenga que venir al Iturraspe a buscar las hormonas. Hay que avanzar, también para que los servicios se abran a todas las prácticas que garantiza la ley de identidad de género como los implantes mamarios.

Comentarios