Santa Fe
Domingo 23 de Octubre de 2016

En un año se registró un total de 16.324 uniones convivenciales

La cifra contempla los casos a nivel provincial desde la entrada en vigencia del nuevo Código Civil. En la ciudad, hubo 2.526 celebraciones. Las parejas optan por esta figura sin tener en cuenta que genera derechos y obligaciones para ambas partes

Desde el 1 de agosto de 2015, fecha en la que se puso en marcha el nuevo Código Civil y Comercial, se registraron unas 16.324 uniones convivenciales en la provincia, en tanto que en el ámbito de la ciudad la cifra fue de 2.526, mientras que el número de casamientos fue de 11.664. Las estadísticas fueron brindadas por el Registro Civil de la provincia de Santa Fe.

La legislación define a la unión convivencial como la " relación basada en relaciones afectivas de carácter estable, singular y permanente entre dos personas que comparten un proyecto de vida en común, sin importar su sexo".

"La unión convivencial sigue siendo muy parecida a lo que era antes de la implementación del nuevo código. Lo que sí recepta es la compensación económica", explicó la abogada Verónica Daniela Lacuadra.

Los motivos por los cuales se solicitan las uniones convivenciales son varios y en ocasiones sobrepasan lo sentimental, ya que lo que se busca es la practicidad. En ese sentido, desde el Registro Civil aseguraron que se presentan casos de todo tipo, por ejemplo como consecuencia de solicitudes de entidades bancarias u organismos como Ansés o la obra social, en donde las partes necesitan acreditar que viven juntos para adquirir los beneficios.

Al momento de evaluar el número de matrimonios, desde el organismo aseguraron que este es una institución diferente. "La gente se sigue casando –explicaron–, no hay mucha diferencia entre uno y otro. En los últimos años, el número de matrimonios se mantuvo más o menos igual".

A diferencia de lo que sucedía con la figura del concubinato, desde el momento en que se registra la unión esta genera una obligación alimentaria entre las partes y una carga común en los gastos comunes de la familia. "Tiene algunas consecuencias legales, no es lo mismo que el matrimonio y no hay un régimen de unión, no se crea la sociedad conyugal, pero hay derechos y obligaciones", sostuvo la fuente consultada desde el Registro Civil, al mismo tiempo que aclaró que en ocasiones la gente se confunde ante esta figura y lo hace con la liviandad de tener un certificado, sin tener en consideración los efectos amplios que esta crea.

Lacuadra explicó que uno de los aspectos que diferencia a las uniones de los matrimonios está vinculado con los bienes, un detalle que importa a muchos, porque en caso de registrarse una unión convivencial, cada uno de los integrantes de la pareja seguirá siendo dueño de sus propiedades. No se presume que estos sean en común a diferencia de lo que sucede en los matrimonios.

"Con el código nuevo si no se especifica nada al momento de casarse, persiste el régimen de comunidad de bienes, es decir que todo lo que se compra es ganancial", explicó Lacuadra.

Otra de las grandes diferencias que se establece entre el matrimonio y las uniones convivenciales se basa en la prueba. "El matrimonio se constata a través de una partida de matrimonio, la cual da fe de la celebración frente a un oficial público. Mientras que la unión se tiene que probar", explicó la abogada.

En ese sentido, sostuvo que este aspecto se vincula a los derechos de concubinato. "Esto es algo que pasaba en la ley previsional, en donde el único derecho que tenía una concubina era el de la pensión", agregó la profesional, quien recalcó que una de las razones por la que las personas optan por no casarse es la económica. "Hay que estar muy seguro para casarse, aunque sea por un tema económico, porque después hay que pagar los costos del divorcio, que no es un dato menor", sostuvo la consultada, quien aclaró que si bien la gente no se casa para separarse, es una de las muchas posibilidades que evalúa antes de dar el gran paso.

En la actualidad y como consecuencia de la reforma del código, no se puede entablar una demanda de divorcio sin incluir los pactos accesorios como, por ejemplo, la tenencia o alimentos de los hijos. "Antes se podía hacer el divorcio y los demás aspectos se arreglaban por fuera. Hoy en cambio es requisito de admisibilidad para una demanda que se incluyan todos los rubros, un detalle que encarece los honorarios.


Requisitos para sellar una unión
En Santa Fe, la figura se reglamenta de manera sencilla. Para que las partes puedan establecer este vínculo ante la ley deben cumplimentar una serie de requisitos, entre estos, que deben ser mayores de edad. Se deben presentar con su Documento Nacional de Identidad en la sede del Registro Civil de la provincia, ubicado en San Luis 2950, ya que esta es la única seccional en la que se puede celebrar el trámite.

Los contrayentes deben manifestar por medio de una declaración jurada un período de convivencia no menor a dos años. A diferencia del matrimonio, no requiere la presencia de testigos.

Las personas deben tener una aptitud nupcial o sea que tienen que manifestar ser solteros; si tuvieran otra unión convivencial vigente o están casados, se debe acreditar el cese de la relación anterior o el divorcio.

Al momento de realizar el trámite se extiende el acta que constata la unión, similar a la de los casamientos.

Comentarios