Policiales
Sábado 19 de Noviembre de 2016

En una persecución de película, cayó un hombre buscado por un crimen de 2015

El viernes por la tarde en Arroyo Leyes fue arrestado por la TOE un sujeto que tenía pedido de captura por el homicidio de Juan Pablo Córdoba de diciembre de 2015.

A días de cumplirse un año del asesinato de Juan Pablo Córdoba de 19 años, agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) aprehendieron este viernes al presunto autor del crimen ocurrido en la noche del 19 de diciembre sobre Avenida Peñaloza al 10.000 de la ciudad de Santa Fe.
Se trata de Carlos David A., un muchacho de 23 años, al cual los agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) lo habían sindicado como quien ejecutó, con siete balazos, a Córdoba y también hirió gravemente a Juan Manuel González (25) aquella noche.
Escurridizo
El acusado se mantuvo prófugo de la ley por casi un año. Tras la muerte de Córdoba, se fue hasta la provincia de Buenos Aires donde estuvo una buena parte del 2016, situación que derivó a que el personal de inteligencia de la TOE se dirija hasta los lugares que presuntamente transitaba pero no logró ser localizado ya que el mismo volvió a escapar de la ley.
Días atrás, un dato del posible paradero llegó a los investigadores. El mismo reflejó que el prófugo había sido visto en la zona costera, en una humilde vivienda ubicada a la vera del arroyo.
Entre el río y la barranca
Con los datos certeros de donde se refugiaba el evadido de la ley, el cuerpo de elite de la TOE desplegó un operativo por la ruta provincial Nº 1, hacia el oeste, en cercanías a la localidad de Arroyo Leyes a 20 kilómetros de Santa Fe.
Cuando el grupo táctico llegó hasta la vera del río donde se encontraba el prófugo, este intentó evadirse y se arrojó al río. Luego se trepó a una barranca donde intentó escapar de los efectivos pero tan solo minutos después fue aprehendido y puesto en manos de la justicia.
En 2015
El crimen se dio en la madrugada del sábado 19 de diciembre sobre avenida Peñaloza al 10.000. Una familia que regresaba a su domicilio notó que al costado de la calzada había dos jóvenes tirados, uno fallecido y el otro con vida, el cual fue derivado a la guardia del hospital José María Cullen.
El occiso fue identificado como Juan Pablo Córdoba de 19 años, el cual fue impactado por siete balazos de un arma calibre 9 mm: dos en el tórax derecho, uno en el brazo derecho, una en la muñeca izquierda, dos en la zona dorsal izquierda y uno en la zona lumbar izquierda.

Comentarios