Ovación
Sábado 13 de Febrero de 2016

Enamorados del gol

Ovación juntó a los goleadores del Tate en el torneo: Claudio Riaño e Ignacio Malcorra. En el mes de los enamorados siguen inflando redes.

Luego de lo que fue la contundente victoria de Unión por 3-0 en su casa y ante el siempre duro Temperley, el plantel que comanda Leonardo Madelón no descansó y ayer por la mañana se entrenó en el predio Casasol, pero obviamente que los jugadores que fueron de la partida el viernes por la tarde solamente realizaron trabajos livianos y diversas actividades para aflojar el cuerpo.
Una vez terminado el entrenamiento, Ovación compartió, como es una costumbre, un mano a mano con los dos jugadores que le dieron la victoria al Rojiblanco en el estadio 15 de Abril: Claudio Riaño e Ignacio Malcorra.

Por cantidad de tantos
Obviamente que el primero en conversar fue Riaño, ya que convirtió dos tantos vitales y que se dieron cuando el encuentro más duro estaba en cuanto a funcionamiento y trámite del mismo. 
Pero antes de analizar lo que fue el triunfo, Ovación habló con el goleador de cómo está siendo su arranque de torneo, con tres conquistas en dos cotejos: “Un poco lo que está pasando es por lo que siempre trabajé, como lo hace cualquier delantero. Sé que por mi posición el hincha espera que haga goles, pero también es cierto que cuando llegué a Unión dije que era más un delantero que juega en equipo, por sobre lo que puede ser un goleador. Aunque trabajo para aprovechar cada oportunidad que se me presente y es lo que estoy haciendo… Pero lo que más vale es que logramos un triunfo y que además creo que lo hicimos jugando como queríamos”, comentó el hombre que pasó, entre otros clubes, por Boca Juniors e Independiente de Avellaneda.

El presente, el inicio de torneo
“La verdad que estoy disfrutando mucho este momento, y como lo manifesté en Mar del Plata, me preparé para esto. Estoy pleno desde lo físico, adaptado totalmente a lo que es el club y a la ciudad, así que estoy contento por el presente del plantel y obviamente que del mío. Estas responsabilidades lindas son las que motiva y ojalá podamos llevar a Unión lo más alto posible en el torneo”, contó Riaño.
—Era solo cuestión de bancar el momento y no perder la calma...
—Seguro que es así, porque no estar tranquilos puede llevarnos a cometer errores. Estamos en una institución grande y somos conscientes de que tenemos que estar más arriba de cómo terminamos el año pasado y lo hablamos con los chicos… Tenemos una linda responsabilidad y asumimos el compromiso.

Inflando redes
El 2016 está siendo por demás de auspicioso para el atacante porque en 180’ que se llevan disputados del certamen de Primera, Claudio Riaño es uno de los artilleros del campeonato porque anotó en tres ocasiones. Sobre este aspecto vital que tiene todo delantero, el Gallego manifestó: “El que antes no haya convertido no quería decir que no me esforzara por hacer goles, sino todo lo contrario, y como le pasa a cualquier jugador en otra posición, porque todos trabajamos para ser los mejores en el partido y las cosas pueden salir o no, pero siempre las busco y ahora se está dando también de marcar, así que hay que continuar así”.
—¿Por qué ahora estás teniendo más opciones de gol, que en el campeonato anterior?
—Es cierto eso, tal vez estoy quedando más de frente al arco rival, tuve muchas ocasiones ante Temperley y también contra Defensa y Justicia. Es todo trabajo y la forma en que presionamos todos de mitad de cancha para arriba. Ahora ya pasó todo y festejamos un poco entre los chicos y yo con mi gente, pero ya la mente está puesta en el jueves contra Atlético Tucumán.

El turno de Nacho
Después de conversar con el hombre que marcó dos de los tres tantos ante el Gasolero, llegó el turno de dialogar con el goleador que tiene el plantel sumando lo que se lleva jugado de este campeonato, más las últimas dos temporadas, junto con Ignacio Malcorra, que el viernes volvió a ponerle vaselina a un tiro impecable que hizo imposible que el golero de Temperley llegue siquiera a tocar el balón.
“Fue un gol muy especial para mí, porque nació mi hijo Felipe y qué mejor regalo que no solamente meter otro sino haber ganado… Por eso el festejo y la dedicatoria fueron para él y mi familia que siempre está conmigo”, así se despachó el rionegrino, después de lo que fue la práctica de ayer por la mañana.
Fue inevitable preguntarle sobre algo que para Malcorra es frecuente y es la cantidad de goles que lleva hechos, pero por sobre todas las cosas de tiro libre.
“Los que vienen a las prácticas saben que después de la mayoría de los entrenamientos me quedo a ensayar de distintas posiciones los tiros libres. Esto es mi trabajo y por eso hay que mejorar todo día a día. También llevo las estadísticas, y miro cómo le pego para buscarle variantes… Acá nada es casualidad. Ojalá que pueda seguir metiendo goles así, o como sea, pero la prioridad es que el equipo gane más allá de que el gol lo meta yo o quién sea”.
—¿Ese perfeccionamiento lo tuviste siempre?
—Sí, porque me gusta pegarle a los tiros libres y también a las pelotas detenidas, ahora me acuerdo también de cómo hizo justamente el primer gol del viernes Claudio (Riaño), o cuando ensayamos desde varios puntos de la cancha. Mientras todo sirva para sacar ventaja de una pelota parada hay que hacerlo porque hoy puede definir un partido.
Saldo del partido del viernes
“Creo que ganamos muy bien el partido, por ahí desde afuera por lo que fue el primer tiempo pueden pensar otra cosa, pero es lógico. Nosotros sabíamos cómo nos iba a jugar Temperley. Teníamos que trabajarlo al partido, además con el calor que hizo éramos conscientes de que hasta podía favorecernos porque estamos acostumbrados a esto, aunque el calor que hizo fue insoportable por momentos”, sentenció el carrilero izquierdo de la Avenida.
Un aspecto que también Malcorra tuvo en cuenta fue referenciar la actuación del equipo en el encuentro que tuvieron en la primera fecha del campeonato.
“En el partido contra Defensa tuvimos un primer tiempo muy malo y lo reconocimos siempre, pero en la segunda parte jugamos de la manera que queremos y que ensayamos durante toda la pretemporada. Por eso sabíamos que en el partido del viernes y en nuestra cancha teníamos que lograr esa regularidad de juego y creo que la logramos. Después nos mentalizamos en toda la semana que si repetíamos la misma actuación que el fin de semana pasado, la del segundo tiempo, nos íbamos quedar con el triunfo y lo logramos. También fue otro tipo de rival, pero trabajamos el partido y nunca nos desesperamos para llegar al gol”.
—¿Cuál fue la clave para terminar goleando?
—Como dije, estar tranquilos en todo momento, presionamos arriba a ellos para que no puedan salir con tranquilidad. Propusimos de entrada nuestra forma de plantear, fuimos los protagonistas durante toda la tarde y por eso creo que conseguimos un gran triunfo.
Para finalizar, los hombres que se anotaron en la valla del Gasolero, Riaño y Malcorra dejaron algo bien claro con cada uno de sus mensajes. El primero en manifestarlo fue el delantero que aseguró: “Acá hay un solo camino y es el del trabajo; lo demostramos en la pretemporada y todos los días, después está en nosotros ratificarlo en los partidos”. Mientras que Malcorra también fue contundente en su última frase: “Si queremos ser protagonistas y estar lo más arriba posible no debemos volver a repetir el primer tiempo que tuvimos contra Defensa y Justicia, porque eso sí sería un error”.

Claudio Cáplan/ Diario UNO/ claudio.caplan@uno.com.ar

Comentarios