Santa Fe
Sábado 15 de Octubre de 2016

Energías renovables: Santa Fe tiene a su primer prosumidor

Se trata de un vecino de barrio Esmeralda que instaló paneles solares y ya inyecta energía a la red eléctrica provincial. De los 1.600 pesos que pagaba de luz, la última boleta descendió a 560 pesos

Prosumidores es un programa lanzado este año por el gobierno provincial a través de la Secretaría de Estado de Energía que propone beneficios para los ciudadanos que inyecten energías renovables a la red eléctrica santafesina.
Buscando incentivar la participación, y también ayudar a pagar la inversión en equipamiento necesario, se estableció que los prosumidores que ingresen durante los dos primeros años del programa (2016 y 2017) reciban una tarifa energética promocional durante ocho años consecutivos. Finalizado ese período, la tarifa será sin descuento. El cupo anual es para 100 proyectos que obtengan la aprobación de la Subsecretaría de Energías Renovables.
En ese marco, desde el gobierno provincial confirmaron a Diario UNO que ya hay cinco prosumidores generando energía y que uno de ellos es de la ciudad de Santa Fe. Se trata de Alejandro Visentini, un ingeniero en sistemas, casado y con cuatro hijos, que se convirtió en el primero de la capital provincial.
"Me enteré por la web del portal de gobierno. Básicamente, teníamos una plata ahorrada y queríamos invertirla en algo, vimos la publicidad del programa y nos embarcamos", relató respecto de cómo conoció el programa.
Visentini vive en barrio La Esmeralda, cercano a la Granja Zoológica Experimental, y particularmente en una zona donde no hay gas natural. Por este motivo, contó que junto a su familia decidieron invertir en confort y a su vez, buscar un ahorro económico.
"Estoy totalmente conforme, y con muchas expectativas para saber cómo viene la segunda factura de un período completo, pero con la que ya vino noté el cambio de pagar menos y calefaccionar la casa con aire acondicionado. El sistema es realmente beneficioso, y no solo desde el punto de vista económico, sino también el ambiental", expresó.
Dijo además que se vio sorprendido de la rapidez con la que se terminó desarrollando todo y que en menos de un mes y medio logró tener el equipamiento instalado en su hogar.
"En realidad fue mucho más rápido de lo que pensaba. Comencé a consultar sobre el equipamiento, y los costos, y me puse en contacto con la EPE. Tanto ellos como yo somos neófitos en el programa, así que fuimos de alguna forma aprendiendo juntos. La gente de EPE fue muy predispuesta, y el 10 de julio ya tenía activado el equipo", relató.

La primera boleta
La tarifa promocional dispuesta para este programa es de 5,50 pesos por kilowat hora para la energía inyectada a red. Dicho monto se compone de un aporte realizado por la Empresa Provincial de la Energía correspondiente al monto que paga en el Mercado Eléctrico Mayorista, y un aporte realizado por la Secretaría de Estado de la Energía.
En el caso de Visentini, haciendo un uso para una familia de seis integrantes, con heladera, aire acondicionado, televisores y demás artefactos eléctricos, antes de hacer la instalación pagaba en promedio una boleta de 1600 pesos. El siguiente período, con los paneles solares ya generando energía, la factura fue de 530 pesos.
"Y solamente en esa boleta están contemplados 10 días del equipo en funcionamiento. No hubo todavía un período completo, pero paralelamente instalé equipos de aire acondicionado en todas las habitaciones y calefaccionamos la casa con eso. Es decir, aumentamos el consumo energético, y logramos disminuir a más de la mitad el costo", comentó.
Solar 2.jpg

El costo
La inversión total que realizó el vecino de la ciudad para la instalación de un sistema fotovoltaico con siete paneles solares fue de 140.000 pesos.
"Luego, hay instalados dos medidores, uno que mide lo consumido, y otro lo generado. Una vez que llega la factura, la EPE hace una diferencia, y en base a lo que consumí y entregué es el monto que pago", finalizó.
"Estoy con expectativas de ver cómo viene la segunda factura." "Estoy con expectativas de ver cómo viene la segunda factura."

Muchas consultas
En contacto con Diario UNO, la secretaria de Estado de Energía, Verónica Geese, dijo que ya hubo más de cien consultas para adherirse al programa de prosumidores, y que muchos de ellos ya iniciaron el trámite y están en la etapa de compra del equipamiento.
Respecto de la gestión que deben realizar los interesados, sostuvo que lo primero que deben hacer es consultar con la EPE, si en la localidad o región donde se encuentran es factible inyectar energía al sistema. Luego desde la Subsecretaría de Energías Renovables le informan al cliente los requerimientos técnicos de los equipos que se pueden adquirir.
"No se puede comprar cualquier equipo, sino que tiene que tener ciertos requerimientos. No pueden tener baterías para almacenar energía, tienen que tener una limitación de potencia y cuestiones técnicas que las delimita la secretaría", aclaró.
"Básicamente el programa está armado para recuperar la inversión en 7 u 8 años." "Básicamente el programa está armado para recuperar la inversión en 7 u 8 años."
Después de adquirir los equipos la persona interesada se debe asesorar en la Subsecretaría de Energías Renovables. "Por ejemplo, se pueden comprar pantallas solares, o un aerogenerador residencial, pero no se puede poner un equipo gigantesco y que este vuelque a la red un mega por hora. Justamente lo que se verifica es que sean equipos residenciales, o para grandes comercios", graficó.
La intención es que la energía generada pueda hacer funcionar los artefactos más comunes y básicos en una familia: un televisor, un aire acondicionado, una heladera y un microondas, entre otros.
"Lo que se busca también es que la gente no almacene la energía en baterías y después la venda en la red. Hay cuestiones que ya han sido objeto de problemas en otras jurisdicciones, sobre todo en Europa donde esto es muy común, y entonces acá la gente que ideó el programa busca evitar ese tipo de problemas", explicó.
Solar 3.jpg

Sobre el ahorro
Si bien la inversión realizada por Visentini fue de 140.000 pesos, Geese manifestó que el equipo promedio para proveer de energía está alrededor de los 100.000 pesos, y que el ahorro dependerá también de la energía consumida, y que por ese motivo es muy importante el testimonio de quienes ya están dentro del programa.
"Básicamente el programa está armado para recuperar la inversión en 7 u 8 años aproximadamente", indicó.

Ventajas frente a los aumentos
Con relación a los aumentos de tarifa que se produjeron este año, y también pensando en los futuros ajustes, Geese destacó que instalar equipos que generen energías alternativas no solo representa una opción, sino que "es lo que se viene".
"La Nación lo está evaluando y hay dos proyectos en el Congreso, y para cuando salgan nosotros queremos estar mejor preparados como provincia y poder tomar los beneficios del programa nacional. Probablemente salga también con un fomento para poder repagar los equipos", reflejó.
En esa línea, sostuvo que pensar en energías limpias es parte de la responsabilidad de los gobiernos y los ciudadanos con el ambiente, y que a medida que la cantidad de paneles y calefones solares se vayan multiplicando, más económica será su instalación.
"Veo un gran movimiento de proveedores y mientras más haya, habrá más fomento para que otros empiecen a pensar soluciones. En Rosario, los fabricantes de calefones solares se están uniendo para hacer frente a pedidos más grandes. Es algo que tiene una gran vigencia, y con las nuevas tarifas de gas, el repago de un calefón solar está en cerca de dos años, y el consumo de gas baja de manera impresionante", graficó.

Comentarios