santafe
Martes 22 de Diciembre de 2015

Entidades productivas en contra de modificaciones en los tributos

Se quejaron por los incrementos en los impuestos provinciales que se aprobaron en el Presupuesto 2016. Los industriales pedirán una reunión con el gobernador. Fececo denuncia presión impositiva récord.

Recientemente, las entidades que conforman la Mesa de Entidades Productivas de la ciudad de Santa Fe (Asociación Dirigentes de Empresa, Bolsa de Comercio, Centro Comercial, Cámara de Comercio Exterior, Cámara Argentina de la Construcción Delegación Santa Fe, Sociedad Rural y Unión Industrial) manifestaron su disconformidad respecto de las modificaciones tributarias que se incluyeron en el Presupuesto 2016 aprobado por la legislatura provincial.
LEER MÁS: Lifschitz ya tiene presupuesto para su primer año de gestión
 
En un documento conjunto, las entidades destacan una “recurrente inclusión de modificaciones tributarias a través de la Ley de Presupuesto”, y entienden que “son cuestiones a discutir en instancias diferentes”. En la misma línea sostienen que el impacto de cada modificación recae no solo sobre el sector productivo sino más bien sobre todo el conjunto de los contribuyentes.
 
En el escrito manifiestan además que no se está respetando lo establecido en el Artículo 17º de la Ley 12.510 de Administración Financiera, Eficiencia y Control del Estado que establece que “el Presupuesto no puede contener disposiciones de carácter permanente, reformar o derogar Leyes vigentes; crear, modificar o suprimir tributos u otros ingresos; ni cambiar la organización o estructura de la administración cuyas actividades deben ser fijadas por leyes específicas”.

En diálogo con Diario UNO, el presidente de la Unión Industrial de Santa Fe, Alejandro Taborda contó que a raíz de la situación, la Federación Industrial de la provincia va a pedir una entrevista con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz.
 
El industrial señaló que fundamentalmente, lo que genera disconformidad dentro del sector es la metodología con la que se implementó la modificación tributaria.
 
“El presidente de la Federación Guillermo Moretti, va a pedir una entrevista con el gobernador para expresarle disconformidad con la metodología. Independientemente de que se trate impuesto, por impuesto de forma individual”, comentó.
 
En ese sentido, señaló que salvo las grandes industrias, consideran que en general el sector no está afectado, pero que “preocupa convalidar una metodología que con el tiempo puede ser perjudicial”. 
Para los industriales, las modificaciones en los tributos no se deberían aprobar dentro del presupuesto, sino que se deberían discutir en la legislatura de manera independiente, e involucrando en la discusión a los sectores afectados.
 
“Las industrias que pagaban eran las que facturaban más de 80 millones anuales, y ahora se lleva a 120 millones. Nosotros estábamos pidiendo que se ajuste automáticamente, todos sabemos la inflación que hay”, planteó.
 
Taborda, sostuvo que gravando las actividades productivas, lo único que se genera es que la provincia sea menos competitiva y además termina remarcándose el producto final. 

“Ingresos brutos es un impuesto totalmente regresivo que va directamente al valor del producto, no sirve para otra cosa”, indicó y añadió: “Es una batería de incrementos, porque aumentaron muchas alícuotas. Algunas tienen mucha más razón que otras, porque se actualizaron impuestos que hacía muchos años que no se actualizaban. Por eso nosotros creemos que esto se puede tratar en particular, y no adosado al presupuesto”.
LEER MÁS: Cambios en los impuestos dentro del presupuesto
 
 
Por su parte, Elías Soso vicepresidente de la Federación de Centros Comerciales sostuvo que “parecería que el único camino que existe para resolver los problemas es el aumento impositivo”, y resaltó que la presión tributaria en Santa Fe llegó a niveles récords. 
 
“Entre una cosa y otra, tenemos que hablar de un incremento en la presión impositiva de un 35 a un 40%. Es llamativo, parece que el único recurso que tienen es ese, y la provincia de Santa Fe, ahora va a recibir 500 millones más por mes”, exclamó. 
 
Soso dijo Lifschitz debería vetar al menos parcialmente el presupuesto para revisar los incrementos en los tributos, ya que estaría en sintonía con las promesas electorales del gobernador.
 
“En una provincia supuestamente sin problemas espectaculares, es inadmisible la presión impositiva. Estas decisiones son regresivas y no son interesantes para ninguna economía”, remarcó.
 
El dirigente se quejó además de que ninguno de los sectores involucrados fue llamado por los legisladores, ni por el gobierno para discutir el tema antes de que fuera tratado y aprobado. 
“Vamos a pedir reuniones con funcionarios del gobierno provincial, pero esto ya es la política del hecho consumado”, se quejó. 
 
Al respecto, se mostró poco esperanzado en conseguir alguna modificación a lo ya aprobado, “salvo que el gobernador modifique alguna estructura impositiva”.
 
“Se podría vetar parcialmente la ley para rediscutir el tema, y llamar a las entidades de la provincia, pero también hay que ser realista”, planteó con pocas ilusiones de una marcha atrás. 

Por último, señaló que no es un tributo en particular lo que preocupa, sino el conjunto de impuestos. “Por ejemplo el Drei para alguien que vende 4 o 5 millones por mes, le aumenta en casi un punto, y no lo podemos descontar más, de 3,6 se va a casi el 5%. Con lo cual es casi medio millón de pesos por mes de impuestos. Para colmo la incertidumbre del momento actual y la política económica que no sabemos dónde va a ir a parar”, remató.

Comentarios