Femicidio
Lunes 12 de Septiembre de 2016

Entró a una comisaría con sus dos hijos menores y confesó: "Maté a mi mujer"

Un hombre de 51 años llegó a una comisaria de José C. Paz y admitió que había cometido un femicidio. Cuando la policía irrumpió en el domicilio encontró el cadáver de la mujer.

Una mujer fue encontrada hoy estrangulada en su casa del barrio porteño de Parque Patricios luego de que su concubino se presentó ante la Policía junto a los dos hijos de la víctima y confesó haberla matado durante una discusión, informaron fuentes de la fuerza.
"Yo maté a mi mujer", fue lo que dijo espontáneamente esta mañana Oscar Gennaro Bisignano (51) momentos antes de quedar detenido por el femicidio de su actual pareja Erika Paola Yapichino (38), con quien residía en una vivienda de dos plantas situada en la calle José C. Paz 3426 de dicho barrio del sur de la Capital Federal.
Según las fuentes, todo comenzó alrededor de las 8.50 cuando este hombre llegó hasta la comisaría 32º de la Policía Federal Argentina (PFA) de esa Ciudad, a bordo de una Renault Kangoo.
Bisignano descendió del vehículo junto a un niño y una niña y se dirigió hasta la guardia de la seccional, donde lo atendió el oficial de servicio, a quien le dijo: "Quiero denunciar que maté a mi mujer".
De acuerdo a la versión que dio el ahora acusado, éste estaba en su domicilio cuando comenzó a discutir con Yapichino por cuestiones de pareja y que el entredicho adoptó un tono violento al punto que la tomó del cuello hasta que la mujer "dejó de moverse".
Las fuentes precisaron que el hombre dejó a la víctima en el interior de la casa y se dirigió directamente a la seccional junto a los dos hijos de la mujer para relatar lo ocurrido.
A partir de la confesión de Bisignano, desde la comisaría 32º se le dio intervención a la Prefectura Naval Argentina (PNA) -que por el operativo Cinturón Sur es la fuerza federal que también tiene a cargo esa jurisdicción-, pero debido a la urgencia de la situación fueron efectivos de la propia seccional los que se dirigieron a la vivienda de la calle José C. Paz.
Los voceros señalaron a Télam que con las llaves aportadas por el propio sospechoso y en compañía de dos testigos, los policías ingresaron a la vivienda y hallaron el cadáver de Yapichino en la planta alta.
Un jefe policial indicó que a simple vista la víctima "presenta marcas en el cuello por lo que parece haber sido estrangulada, aunque hay que esperar el trabajo de los forenses en la autopsia".
Al constatar la existencia del cadáver, Bisignano quedó detenido y acusado de "homicidio" en la comisaría 32º, a disposición del juez en lo Criminal de Instrucción porteño 2, Manuel Gorostiaga, a cargo de la causa en la que también interviene la Secretaría 107 de Viviana Sánchez Rodríguez.
Los detectives policiales buscaban esta tarde testigos que pudieran haber escuchado la discusión o pedidos de auxilio de la mujer estrangulada, dijeron las fuentes.
Se estima que mañana a primera hora, el imputado será llevado ante el magistrado para prestar declaración indagatoria, en tanto, los peritos de la Policía Científica concluyeron esta tarde con las primeras diligencias de rigor realizadas en la escena del crimen donde permanecía una custodia de la PNA, dijeron los informantes.
En principio, los peritos no detectaron en el lugar ningún elemento que pusiera en duda o contradijera la versión inicial brindada por el propio Bisignano, de profesión empleado.
"Todo indica que se trató de un problema sentimental que se desencadenó en el momento", describió una fuente de la pesquisa que agregó que aun no está confirmado si el acusado tenía o no antecedentes penales.
Por su parte, los dos hijos de la víctima fueron retirados por su padre biológico, el exmarido de Yapichino, quien, según los investigadores, "no tiene nada que ver con el crimen", concluyó el investigador consultado.

Comentarios