mundo
Sábado 09 de Abril de 2016

"Es bueno saber que la Iglesia se abre a todas las personas cada vez más"

Distintos fieles de todo el mundo que estaban este sábado en el Vaticano se mostraron a favor de la nueva encíclica del Papa sobre la familia llamada Amoris Laetitia difundida este viernes.

La Oficina de Prensa del Vaticano publicó este viernes la esperada y revolucionaria exhortación apostólica post sinodal del Papa Francisco titulada “Amoris Laetitia” sobre el amor en la familia.
Una revolución de 260 páginas, nueve grandes capítulos y 325 párrafos. La Exhortación Apostólica de Papa Francisco es un texto amplio que nace de dos Sìnodos de la familia reunidos en el octubre del 2014 y 2015. No cambia la doctrina con nuevas normas, pero indica un modo diferente de interpretarlas.
Los medios de comunicación concentraron su atención en dos temas también abordados por los obispos: el acceso a la comunión por parte de los divorciados en nueva unión y la atención pastoral a los homosexuales.
Sobre estos argumentos, entre otros, los fieles de distintas partes del mundo que estaban este sábado en la Plaza San Pedro para presenciar la Audiencia General de Papa opinaron y dieron su visión de tema.
Moisés y Evaristo, dos mexicanos que estaban en el Vaticano dijeron: “Estamos completamente de acuerdo con todo los que ha comunicado el Papa sobre la familia, es bueno saber que la Iglesia se abre a todas las personas cada vez más, el no condenar a los homosexuales debería ser contemplado en todas las religiones y en todos los ámbitos sociales” explica Moisés y asegura que Bergoglio "es un gran Papa, hace poco estuvo en Mejico y fue una gran fiesta, es una muy buena persona”.
     Moisés y Evaristo, los dos mexicanos que opinaron de la nueva encíclica este sábado en el Vaticano. 
En el mismo sentido Ingrid y Máximo, dos amigos argentinos recién llegados de El Cairo que se acercaron a la plaza, reconocen no ser muy creyentes pero se emocionan al saber que estarán muy cerca del Papa argentino. Acerca de la comunión a los divorciados dijeron que “es excelente, por fin la iglesia se está adaptando a lo que es el mundo actual, era una utopía lo contrario, la vida hoy es muy difícil y con esto es muy probable que las personas vuelvan a acercarse a la fe”.
Máximo en relación a la aceptación cristiana al homosexual sostuvo que "me parece bárbaro, abrir la puerta a gente que tenía fe, pero se mantenía al margen de la iglesia por estas restricciones que existían es un gran paso, es realmente genial”.
    Los argentinos Ingrid y Máximo, también están de acuerdo con la apertura de la Iglesia cristiana.
Finalmente entre tantos extranjeros, una joven familia italiana también opinaron acerca de estos grandes temas. Mirco, que junto a sus dos hijos, su padre y su esposa, aseguró que lo que más le asombró del mensaje del Papa es "lo referido a la dimensión erótica en el matrimonio, un don de Dios lo define Bergoglio. Esta noticia no la había aun recibido, cuando dos personas se aman y se quieren, y si esto se comparte también a nivel humano como de la  sexualidad, deberíamos vivir todos mucho mejor y en paz, se trata siempre de amor”. 
   La bandera argentina, por Francisco, flamea en las calles del Vaticano. 
La encíclica
El texto ha sido publicado en italiano, francés, inglés, alemán, español y portugués; y es el resultado de las reflexiones del Santo Padre a partir de los Sínodos de los Obispos sobre la Familia.
En la presentación del documento han participado el Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo de los Obispos, el Cardenal Christoph Schönborn, Arzobispo de Vienna (Austria); y el matrimonio formado por Francesco Miano y Giuseppina De Simona in Miano. Estos dos últimos profesores universitarios especialistas en el tema de la familia.
   Una postal de la Plaza San Pedro este sábado con una multitud que lo fue a ver al Papa. 
El Sínodo de los Obispos realizado en octubre de 2015 en el Vaticano con la participación de más de 250 prelados de todo el planeta tuvo como tema La vocación y misión de la familia en la Iglesia y en el mundo moderno.
Los obispos de todo el orbe debatieron sobre diversos temas relacionados a la familia entre los que estuvieron la preparación para el sacramento del matrimonio, la atención pastoral a las familias en dificultad, la violencia familiar, entre muchos otros.
Por Valeria Fornari, especial para Diario UNO de Santa Fe. 
 

Comentarios