Boca
Domingo 11 de Septiembre de 2016

"Es un orgullo muy grande"

La última temporada jugó la Liga Nacional con la camiseta de Estudiantes de La Plata pero está claro que Bárbara Frangella está identificada con Villa Dora y si bien no estuvo en el plantel que fue campeón, fue parte del proyecto exitoso que desde hace tiempo vienen desarrollando las santafesinas. Por ese motivo, para esta temporada, la armadora volvió a ponerse la camiseta de las Doras, aunque en estos momentos tiene un objetivo muy claro y es clasificar a la Argentina para que juegue el Mundial Sub 23.

Por ese motivo, en los próximos días estará viajando a Perú junto al seleccionado local para participar de la Copa Panamericana, que le otorga a los equipos sudamericanos una plaza más para el certamen mundialista. En Julio se llevó a cabo el Sudamericano y allí Brasil se adjudicó el torneo por lo cual clasificó de manera directa.

Allí la Selección quedó cuarta, luego de perder en semifinales ante Colombia y por el tercer puesto ante Perú. Pero ahora tiene revancha y está dispuesta a aprovecharla. En la previa al torneo más importante que tiene por delante, Bárbara dialogó con Ovación respecto a la manera en que se vienen preparando y también analizó lo que fue el rendimiento en el Sudamericano en el cual tuvieron algunos contratiempos en la preparación.

En el inicio de la charla se refirió a la convocatoria y a esta posibilidad que se les presenta luego de la frustración en el Sudamericano. "Estoy muy contenta de estar en la Selección porque era algo que no lo esperaba este año. En julio participamos del Sudamericano y obviamente que nos quedamos con ganas de clasificar, pero sabíamos que tanto Brasil, como Colombia y Perú tenían buenos equipos y no iba a ser fácil. De todas maneras nos tenemos fe de que ahora en el Panamericano vamos a lograr esa plaza. Hace varios meses que venimos concentrando y entrenando para lograr el objetivo, ahora por suerte en el Panamericano si somos el mejor equipo clasificado de Sudamérica accedemos al Mundial. Arriba de nosotros puede salir cualquier equipo de Centroamérica por lo cual tenemos más chances de ir el año que viene al Mundial que es algo único para jugar", detalló.

Para luego agregar: "Los Mundiales son otra cosa y se viven de una manera distinta, sabemos que nos va a costar, pero para eso estamos entrenando. En el Sudamericano nosotras salimos cuartas, estuvimos muy cerca de los dos equipos que salieron adelante nuestro como Colombia y Perú mientras que Brasil salió primero y clasificó de manera directa. De todas maneras obtuvimos muchas estadísticas respecto a lo que fue el trabajo nuestro en esos partidos y mejorando pequeños detalles estamos en condiciones de ganarles a Colombia y Perú con los cuales nos vamos a cruzar en el Panamericano".

En cuanto a lo que significa volver a Perú dado que tanto el Sudamericano como la Copa Panamericana se disputan en ese país respondió: "Es muy lindo jugar en Perú, y lo que se vive en el estadio te motiva mucho más. Por lo tanto hay 3000 personas gritando en tu contra, algo que en nuestro país no se vive y tampoco en otros países. En consecuencia, esa adrenalina que te genera jugar con tantas personas en mi caso particular me motiva mucho más".

Consultada por las dificultades que sufrió el equipo para afrontar el Sudamericano, explicó: "Nuestro entrenador de la Sub 23 (Guillermo Orduna) no estuvo en el Sudamericano porque viajó con las Panteras a los Juegos Olímpicos y en consecuencia estuvimos con el asistente, además llevamos muchas jugadoras juveniles y en comparación con otros equipos como por ejemplo con Brasil que son todas de categoría más grande y ahí se ve la diferencia. Por otra parte los tiempos de trabajo fueron distintos, concentramos tres o cuatro veces como mucho y la verdad que si fuera un proceso más largo y nos conociéramos mucho más hubiese sido distinto. El resultado no fue el mejor pero por suerte ahora tenemos otra chance y además en esta oportunidad vamos a estar concentradas casi un mes antes de la competencia y se supone que esa cuestión nos va a hacer mejorar mucho. Viajamos a Perú el 16 de septiembre y el 18 arranca el Panamericano hasta el 24".

Pensando en las Doras
Pero además de la Selección, está claro que Bárbara tiene otros objetivos pensando en el futuro y allí automáticamente aparece Villa Dora en el horizonte y teniendo en cuenta todo lo que vivió el club en las últimos tiempos obviamente que se permite ilusionarse.

"Ya en enero se supone que arrancamos a entrenar con la Liga y además tenemos por delante el Sudamericano de Clubes y obviamente que el torneo local que siempre es nuestro objetivo. Yo viví lo que fue el proceso de Liga anterior, estuve con ellas en el anterior cuando perdimos la final con Boca y al verano siguiente elegí irme a Estudiantes de La Plata con la idea de tener mayor continuidad respecto a la que tenía en Villa Dora, pero obviamente que me puso muy feliz que salgan campeonas el club que yo entreno y donde están mis amigas", manifestó.

Y siguió: "Conozco el esfuerzo que hicieron, los entrenamientos en triple turno, los viajes y todo eso sale de los recursos del club que es muy chiquito y cada jugadora es consciente del esfuerzo que hacen no solo ellas, sino el cuerpo técnico, los dirigentes y los padres ayudando siempre en lo que se pueda para abaratar costos y tratando de darle lo mejor al equipo. Por lo cual estoy más que feliz por el logro que obtuvieron y ahora esperamos que se pueda repetir".

Comentarios