santafe
Jueves 17 de Marzo de 2016

Escandalosa apertura de sesiones ordinarias en el Concejo de Rincón

  El intendente Carlos Sánchez no logró terminar su discurso y se retiró en medio de agravios. Los insultos de los vecinos, increpándolo y reclamando por la reforma tributaria, provocaron hasta la respuesta del mismo titular del Ejecutivo. El oficialismo responsabilizó a un sector de la oposición

Todos esperaban, hasta incluso el intendente Carlos Sánchez, la presencia de vecinos manifestándose en el pequeño recinto del Concejo Municipal de San José del Rincón. Sin embargo, nadie pudo imaginar el clima de tensión y de nervios que había en el lugar. En un contexto particular y lleno de tensión, el discurso del intendente fue interrumpido en varias oportunidades por los vecinos que se encontraban dentro del Concejo o asomados detrás de las rejas de las ventanas. 
 
Entre abucheos y gritos, Carlos Sánchez se vio obligado a interrumpir su alocución y hasta intercambió palabras con una de las vecinas sentada a pocos metros. Mientras realizaba un recorrido sobre las acciones que lleva adelante el municipio, la vecina se paró y dirigiéndose al intendente con un tono enérgico le dijo: “Ya sabemos todo lo que está diciendo, nosotros queremos la derogación de los aumentos en el cementerio, que deroguen esa ordenanza”. A lo que el intendente respondió: “Gracias por manifestarse”. 
 
 
El titular del Ejecutivo rinconero no logró terminar su discurso y en menos de media hora, y a partir del clima hostil que reinaba en el lugar, decidió finalizar su discurso y saludar a los ediles. Rodeado de vecinos que le gritaban al unísono “que se vaya, que se vaya, que se vaya”, Sánchez agradeció a los presentes y se retiró.
 
“Tuvo que acortar el discurso porque ante cada palabra que decía, la gente se lo recriminaba”, dijo José Mendieta, uno de los vecinos manifestantes. Más allá de los cuestionamientos de los rinconeros por cuestiones vinculadas a la gestión municipal, los reclamos se centraron fundamentalmente en el aumento de los impuestos registrado a partir de la reforma tributaria sancionada en diciembre del año pasado. “No se por qué dan tantas vueltas para decir: derogamos”, añadió. 
 
Por otro lado, el concejal del Frente Progresista, Hugo Ferreyra, se refirió a los episodios vividos y apuntó directamente a la oposición. “Ya sabíamos que esto iba a pasar, me daba cuenta. La concejala Facino hace varias semanas que viene juntando gente para llevar reclamos al municipio y al Concejo. Todavía cree que esto es una comisión comunal y desconoce cómo funciona un Concejo. Falta mayor madurez en algunos sectores”, sostuvo el edil, aunque aclaró: “El vecino tiene todo el derecho de manifestarse”. Con respecto a este último punto, José Mendieta (vecino de Rincón) expresó: “Hay vecinos que no representamos a ningún partido político y no hacemos ninguna bandería política. Somos simplemente vecinos”.
 
 
Quien se refirió a los incidentes fue también el concejal por el Partido Justicialista, Raúl Rivas. El edil dio su opinión sobre lo sucedido en este jueves: “A mí particularmente me genera mucha tristeza y mi posición es de rechazar este tipo de situaciones que pueden calificarse desde violenta o de falta de respeto a las autoridades”, manifestó. Sin embargo, Rivas aclaró que el malestar de los vecinos tiene argumentos: “Estas cosas surgen cuando los gobernantes hacen de espaldas a la gente. Cuando las ordenanzas no tienen la esencia de equidad y justicia, la gente reacciona y reacciona mal”.
 
La pelota al Concejo
A comienzos de esta semana, los rinconeros se reunieron con el intendente Carlos Sánchez. En ese cónclave, el titular del Ejecutivo local se comprometió a “no derogar ninguna norma que resuelvan los ediles”, cuestión que no dejó conforme a los vecinos. 

 LEER MÁS: Vecinos de Rincón presionan para dar marcha atrás con los aumentos
 
En este escenario, el clima de presión se traslada a los concejales de la ciudad, quienes deben resolver si derogan el actual régimen de impuestos o proceden a una modificación del mismo. En el Concejo existen seis bancas, tres corresponden a la oposición y las restantes al oficialismo. Entre las que responden al Frente Progresista Cívico y Social se encuentra la presidencia del cuerpo que, en situaciones de paridad, le corresponde un voto doble. 

Existen dos iniciativas: una es impulsada por el concejal Raúl Rivas y pretende derogar por completo la norma que actualizó los impuestos. Por el otro lado, un proyecto del concejal oficialista Hugo Ferreyra, pretende realizar algunas modificaciones al actual régimen tributario.
 

Reclamo. Los vecinos piden derogar el actual régimen tributario.
 
Para los vecinos, disgustados por los incrementos, existe una sola posibilidad: la derogación. “Esperamos que el miércoles nos den la noticia de que fue derogado porque sino otra vez van a tener el pueblo ahí. Es la cuarta vez, estamos cansados”.
 
Sobre el proyecto que apunta a modificar la ordenanza y no proceder a la anulación de la misma, el edil Ferreyra dijo: “Mi proyecto de modificación va justamente en favor de los vecinos. Cuando el Ejecutivo no aplicó la herramienta como considero que la debería haber aplicado, mi función y mis facultades me permiten modificarla y eso fue lo que hice”. Entre los elementos más importantes, la iniciativa de Ferreyra establece modificaciones progresivas en la Tasa General de Inmuebles y reducciones en cuanto a los costos por mantención de los nichos en el cementerio (uno de los puntos más polémicos). El punto clave es mostrar que los servicios se presten y luego ir actualizando los montos”.
 
Para este jueves estaba previsto el tratamiento sobre tablas del proyecto del concejal justicialista Raúl Rivas, pero el mismo no pudo ser discutido por la negación del bloque oficialista. “Hay un proyecto mío que consiste en la derogación de la ordenanza tributaria y reemplazarla por la anterior, para que no se produzca un desfinanciamiento en el municipio”, comentó Rivas. Al mismo tiempo, subrayó el grado de movilización y de indignación de la población. 
 
En cuanto a la posibilidad de dar marcha atrás con la ordenanza sancionada, el edil oficialista Hugo Ferreyra dijo: “No derogo ninguna ordenanza porque sería una locura derogar leyes. Creo que hay que modificar. Les voy a pedir a los concejales que acordemos los puntos que planteo yo y que podamos coordinar algunos puntos que crean pertinentes”.

Comentarios