Escenario
Viernes 06 de Octubre de 2017

Pamela David cumplió 39 y tuvo el regalo que siempre quiso

El 6 de octubre de 1978, Pamela David llegaba a este mundo en la provincia de Córdoba. Pocos saben que la conductora nació en ese lugar porque de muy pequeña se trasladó con su familia a Santiago del Estero.

Con una infancia vivida en la zona norte de esa provincia, Pamela terminó sus estudios secundarios en el Colegio Absalón Rojas y en 1998 hizo pie en Buenos Aires para comenzar la carrera de abogacía. Tiempo después incursionó en los primeros trabajos como modelo.

Hoy la conductora de América dejó atrás sus primeras armas en el mundo de la comunicación en el ciclo "RockSport" y se consolidó en la pantalla del cubito con programas como "Desayuno Americano" y "Pamela a la tarde", su actual programa.

En su cumpleaños número 39, Pamela contó cómo vive su presente personal y profesional: "Todavía me están mimando. Me cuesta levantarme de la cama porque me trajeron el desayuno. Me agarra muy tranquila, muy feliz... Le decía a Daniel que tenía ganas de pasar el día con la familia, anoche adelantamos los relojes porque los chicos tienen colegio y me saludaron antes", sostuvo.

Consultada por los regalos que recibió, David contó que su esposo, el empresario Daniel Vila, le hizo el obsequio que siempre deseó: una máquina de coser Singer de las antiguas. "Y Daniel me hizo el regalo que deseo de toda la vida y no la conseguía. Es una máquina de coser del año del ñaupa. ¡Está buenísima! Me la mandó a restaurar y al service. ¡Cose perfecto! ¡Estoy feliz con mi chiche!", enfatizó.

Embed

Más vale tarde... gracias @awadaoficial @rolavestuario @natalia_repetto @nacha_gama @rocolagos Hoy en @pamealatarde

Una publicación compartida por Pame (@pamedavid) el


Por último, la conductora de "Pamela a la tarde" expresó cómo se siente con las llegada de los 39: "Me encuentra más madura pero disfrutando. A lo mejor cuando pasa el tiempo uno no se da cuenta de disfrutar. De valorar cada cosa que uno tiene. Y este año particular me pasa eso, disfruto cada día. Desde que me levanto y cuando me acuesto hago el balance como cuando uno lo hace en todos los cumpleaños, bueno, eso lo hago todas las noches. Y disfruto mucho de cada día, de compartir, de pasar el tiempo con la familia, de tener un trabajo que amo hacer con compañeros que son los mejores... ¡Qué más puedo pedir... soy muy, muy, muy feliz!".