Escenario
Viernes 29 de Septiembre de 2017

Playboy: exconejitas revelan el infierno que vivieron a lado de Hugh Hefner

Holly Madison y Kendra Wilkinson, revelaron que, pese a los lujos y los mil dólares semanales que recibían, no todo era color de rosa en la mansión Playboy. Sexo y drogas eran parte del infierno.

El magnate Hugh Hefner, fundador de la revista Playboy, falleció el último miércoles a los 91 años. El "ícono del erotismo gráfico" fue pareja de muchas mujeres hermosas y en su mansión vivió con varias de ellas.

Solo las conejitas más sexys lograron residir en la mansión Playboy, entre ellas están Holly Madison y Kendra Wilkinson, quienes revelaron los pasajes más oscuros de vivir a costas de Hugh Hefner.

Pese a todos los lujos que tenían las "conejitas" que vivían en la mansión, no todo era color de rosa. Holly confesó que conoció a Hefner cuando tenía 20 años y quiso solucionar su vida siendo una de sus novias, sin embargo, pensó que no tenía que acostarse con él.

Holly reveló que tuvo relaciones sexuales con Hefner para vivir en la mansión. Además, contó que cada vez que regresaban de una fiesta, todas las chicas debían usar pijamas de franela, fumar marihuana y hacer escenas de sexo lésbico, mientras que Hefner se masturbaba.

También, aseguró que Hefner le ofreció drogas cuando salieron por primera vez, y a todas las mujeres que vivían ahí las controlaban en la forma de vestir, con quienes hablaban, cómo debían usar el cabello y hasta cómo maquillarse.

"Nunca vuelvas a usar lápiz labial rojo, me advirtió en voz baja y caminó hacia la puerta. Paró y se dio vuelta para ver mi reacción. Decidiendo que no me había hecho suficiente daño, me hizo otro comentario antes de salir de la habitación: 'Te ves vieja, dura y barata'", confesó Holly en sus memorias, llamadas "Down the Rabbit Hole: Curious Adventures and Cautionary Tales of a Former Playboy Bunny".

Por su parte, Kendra Wilkinson reveló que cuando estaba en el reality británico "I'm a Celebrity, Get Me Out of Here!" tuvo que acostarse con Hefner. Ella tenía solo 18 años y él 78.

Kendra dijo que su primera experiencia sexual con Hefner fue en una orgía con otras mujeres, y solo tuvo sexo con él por un minuto, cuando estaba bajo los efectos del alcohol. La exconejita afirmó lo mismo que Holly, todas las novias del magnate eran vigiladas. También, señaló que por vivir en la mansión Playboy, recibían mil dólares a la semana, pero Hefner siempre demostraba un carácter abusivo.

"Una noche estábamos todos en la limusina hacia un evento de firmas de un libro con Hef cuando él se acercó a mí. "¿Está todo bien?', me preguntó. 'Me siento gorda, Hef', le dije. 'Todas son tan lindas. Me hace muy insegura'. 'Bueno, te ves un poco más grande', me dijo honestamente. 'Quizás puedas ir al gimnasio'. Cuando llegué a la casa, fui a mi pieza y lloré hasta dormirme", contó Kendra en sus memorias.

Embed