Escenario
Jueves 11 de Agosto de 2016

Un fuerte lazo de amistad entre dos estratos sociales diferentes

Inseparables. Protagonizada por Oscar Martínez y Rodrigo de la Serna el filme es una remake de la película francesa "Amigos Intocables". El director Marcos Carnevale describe la pieza como "una pintura sobre los vínculos para que el público se pueda ver reflejado". La película se puede ver en Cinemark

"Inseparables", noveno filme dirigido por Marcos Carnevale, al que el cineasta describe como "una pintura sobre los vínculos, para que el público pueda verse reflejado en los avatares de los personajes generados por el cruce entre mundos diferentes", se estrena en la segunda mitad del año.
"Me interesa un cine para mucha gente. Esta peli, como las anteriores, aborda los matices de las relaciones humanas, recorre distintas emociones como ya realicé en «Anita» o en «Corazón de león». Me gusta combinar varios géneros a la vez: drama, comedia, misterio", cuenta Carnevale sobre el filme que se puede ver en la pantalla de Cinemark.
El director se ve cansado pero contento con la finalización del rodaje y la conversación trascurre en un jardín del imponente Palacio Bencich, situado a pasos de la Plaza San Martín, donde se realizó gran parte del rodaje que duró siete semanas e incluyó algunos días de filmación en Villa Gesell
El realizador, también gerente de contenidos de Polka (El Trece), llevó adelante la adaptación cinematográfica del filme original, muy taquillero en su país de origen, dirigido por Eric Toledano y Olivier Nakache, autores además del libro basado en un hecho real y estrenado aquí en 2012.
El lazo de fuerte amistad entre Felipe –Oscar Martínez– un multimillonario tetrapléjico, a causa de un accidente y Tito –Rodrigo de la Serna– un joven humilde, desocupado, quien se convierte en su asistente terapéutico, conforma el nudo de la trama.
El ama de llaves del aristócrata, encarnada por una Alejandra Flechner, ataviada de inmaculada camisa blanca y Carla Peterson como la secretaria, juegan los roles principales de la cinta producida por Luis Alberto Scalella y Carlos Mentasti, mientras que el elenco se completa con Flavia Palmiero y los jóvenes actores Delfina Chaves ("La casa del mar") y Franco Masini ("Esperanza Mía").
Los cuidados detalles de ambientación de la residencia de Felipe y la banda de sonido elegida que incluye los pegadizos acordes de "Bombón asesino" como telón de fondo para una escena desopilante con baile de Tito, parecen subrayar el contraste ente dos mundos que llegan a fusionarse en uno, gracias al sentimiento capaz de unir a los protagonistas.
Horacio Maira (director de fotografía), Federico Ribares (cámara), Graciela Fraguglia (directora de arte), Jorge Stavropulos (dirección de sonido) y Hugo Lauría (dirección de producción) integran el equipo técnico de "Inseparables", estreno previsto para la segunda mitad del año,
—¿Cómo te acercaste a la historia?
—Una tarde en el cine, como espectador. Recuerdo que después de haberla visto y disfrutado, le dije a mi exmujer: "Esta es una peli que me hubiera gustado filmar", tiene muchos factores que resultan importantes para mí como la comicidad, un buen ritmo, cierta mezcla de drama y comedia, la emoción. (Sonríe).
—¿A partir de qué elementos trabajaste para adaptar el filme francés?
—Hace un tiempo me llamó Luis (Scalella, productor), quien compró los derechos del filme a la compañía francesa Gaumont. Acá aunque se respeta la versión original, hay pinceladas, detalles bien argentos para acercarla a la platea. Destaco siempre la necesidad de generar proximidad con el espectador, la posibilidad de la empatía.
—¿Estás habituado a trabajar los materiales desde la emoción?
—Resulta un factor importante, claro, pero me gusta mezclar todo, como pasa en la vida donde tenés notas de comedia, drama, detalles de suspenso, todo se presenta junto a medida que vas viviendo ciertas situaciones. Si bien mis pelis son distintas entre sí, jerarquizar el tema de las relaciones entre las personas, más allá de sus diferentes capacidades o universos de donde provienen es fundamental.
—¿Cómo lo lograste en "Inseparables"?
—En el rodaje del filme todo fue dándose naturalmente, las cosas ocurrieron armónicamente sin forzarlas, lo que subraya ese tono de humor, tan importante en la trama, estoy cansado, pero muy contento con el resultado.
—¿Sos un director pendiente del casting?
—Soy un director de actores más que de cámaras, me interesan mucho las relaciones entre los personajes de la historia elegida. En este caso primero pensé en Oscar Martínez, surgió luego De la Serna, dupla teatral en la puesta "Amadeus" y casi de inmediato pensé en Carlita (Peterson),con quien había trabajado en la tira "Guapas" (El Trece) para encarnar la joven bella y todo funcionó bien, con gran clima en el rodaje. Disfruto al vincularme con los actores.