Martes 23.09.2014

Lluvia ocasional

Min.: 8% | Máx.: 21 °C

Espectáculos Viernes, 20 de julio de 2012 | 11:05

Confesiones calientes

La modelo dijo que él se había sacado fotos con ella de puro cholulo y después se enamoraron. Dijo que es el hombre perfecto y se diferenció de las botineras.

A seis años de que Nicole Neumann y Fabián cubero se conocieran en una producción fotográfica, la modelo concedió una entrevista al diario Olé en la que habló de su marido y padre de sus hijas Indiana y Allegra, y realizó varias confesiones.

Ante la pregunta si tiene guardada la Revista Hombre en la que hicieron juntos la producción para el Mundial Alemania 2006 y que gracias a eso se conocieron, la blonda aseguró: “Obvio, si hasta tenemos las fotos que Fabián me pidió sacarse conmigo ese día cuando terminó la producción. Fotos que se sacó de cholulo, y bueno; después nos enamoramos”.

“A la hora de conquistarme no sumó que fuera jugador de fútbol, al contrario; no sabía que esperar de él. Temía que tuviéramos gustos diferentes y no fuéramos compatibles. Pero después de conocerlo me di cuenta que era tal para cual. Me encantan las personas sanas y deportistas. Y, además, está bueno que por su trabajo no esté afuera de la casa ocho horas por día como la mayoría de la gente, porque como mi trabajo es muy atípico en ese sentido…”.

Ante la pregunta sobre qué la enamoró de Poroto, Nicole aseguró: “Su simpleza, su espontaneidad, su buen humor… ¡Y que me sorprende todo el tiempo! Es el hombre perfecto, con defectos y todo”. Y añadió: “Es un amor, es muy compañero, siempre está predispuesto para todo. Me acompaña al supermercado, me hace regalos, me compra ropa… La verdad, está en todos los detalles”.

Neumann contó que el fútbol llegó a su vida con la llegada de Fabián, y que es hincha de Vélez gracias a él. Y se definió como una fanática más del Fortín y hasta confesó que que, a pesar que no sabe ninguno de los cantitos de la hinchada, se enoja cuando algo que cobra el árbitro no le gusta y hasta a veces se le escapan algunas malas palabras.

Además también habló de las mujeres de los futbolistas: “¿Qué significa para mí la palabra botinera? Nada. Pero quizá defina un poco a las chicas que quieren lograr conocimiento en el ambiente y afianzarse en su vida personal a través de su relación con un jugador. La botinera es la que busca al jugador para salvarse monetariamente o trascender en el medio. Son dos cosas que yo no necesitaba porque ya tenía mi carrera, mi nombre. Me mantengo sola desde que soy chiquita. Todo lo contrario a ellas”.

Dejanos tu comentario