Espectáculos
Miércoles 02 de Marzo de 2016

Contemporáneo y jazz, al borde de la laguna Setúbal

Este viernes, a las 21, los géneros contemporáneo y jazz, dominarán las tablas del ciclo de danza. La presentación será en Costanera Oeste, con la participación del dúo Victoria Roldán y María Guadalupe Ferrero, y We Love Dancing

“La ciudad danza” se despide este viernes desde las 21, con espectáculos de géneros contemporáneo y jazz, en el escenario de la Costanera Oeste, altura del Espigón II (Alte. Brown 6800). Con entrada libre y gratuita se podrá disfrutar de las presentaciones del dúo integrado por Victoria Roldán y María Guadalupe Ferrero, y bailarines del Estudio We Love Dancing, que recorrerán diferentes géneros, tales como contemporáneo, jazz, reggaeton y ritmos urbanos.

Lenguaje contemporáneo
Anticipando su presentación, Roldán y Ferrero expresan: “A veces el movimiento puede venirnos de otro cuerpo y tal vez lo copiamos o seguimos. Pero hay veces que algo sucede, algo está ahí, una fuerza gravitatoria que nos encuentra bailando con el otro, y entonces mirar lo que sucede tal vez sea el detalle del gesto”. 

We Love Dancing
Desde 2012 este espacio artístico tiene como objetivo brindar posibilidades a todos los que quieren aprender a bailar, “priorizando la salud sobre todas las cosas y el buen desarrollo de la persona, ya que desde la danza se busca favorecer procesos de integración emocional, cognitiva, física y social del niño, adolescente o adulto”, afirman.
Con ese fin, los docentes Cintia Banchio, Facundo Vera Ramírez, Margarita Marticorena, Gabriela Fanchini y Camila Moroni, coordinan las clases de danza contemporánea, jazz mix, reggaeton y danzas urbanas para todas las edades. 

Más de 100 artistas
Esta edición del ciclo de danzas de la costanera contó con la participación de un centenar de exponentes locales de diferentes géneros: Grupo Yapeyú (folklore argentino y latinoamericano), Tango Trío Show y Compañía Tiempo de Tango (tango); Pura Camela, Malaika Bellydances y Vanessa Pérez Cepeda (flamenco y danzas árabes).
Este ciclo, que ofreció al público un recorrido por distintos géneros de la danza formó parte de la programación Verano en la Ciudad, que organizó el municipio durante los meses de enero y febrero, en espacios públicos y salas.