Espectáculos
Miércoles 29 de Julio de 2015

Fabio Alberti y un show con nuevos personajes

El actor hará un repaso de sus personajes clásicos que tanto éxito tienen y mostrará nuevas creaciones en el show que dará el sábado, desde las 21, en la sala La Moreno. Las anticipadas se venden desde 170 pesos y 200 pesos en puerta. 

Fabio Alberti vuelve a Santa Fe con sus personajes más populares: Coty Nosiglia (Boluda Total), el Mártir Peperino Pómoro, la presentación de La Gata Flora, cantautora porteña y, además, la personificación de Jorge, marido, creador y mentor de Coty. La cita será el sábado, desde las 21, en la sala La Moreno (Marcial Candioti 3341). El actor habló con Escenario.
—¿Qué personajes no pueden faltar en tu show?
—La gente quiere ver lo que conoce. Cuando uno propone algo nuevo, te piden lo más conocido. La gente quiere ver eso con lo que sabe que se va a reír, que va a replicar en su cabeza algo que ya lo hizo reír.
—¿Te resulta atractivo hacerlo así o te gustaría sorprender?
—No, a mí me encanta. Yo disfruto muchísimo de lo que hago y que la gente disfrute de lo que uno hace. Lo bueno con esos personajes que la gente ya conoce, es hacerlos crecer y poder proponer algo nuevo con esos mismos personajes. Siempre está bueno mostrar algo nuevo.
—¿Qué te inspira para escribir?
—Es trabajo, es sentarse y trabajar como cualquier hilador, como cualquier persona que esté frente a una máquina y trabaje; la máquina puede ser la cabeza, el cuerpo, pero es sentarse y trabajar.
—¿La realidad te inspira algún tipo de humor?
—Esas cosas pasan por el estado de ánimo de cada uno, el momento. A veces uno se ríe de algo que hoy le parece un horror. ¿Qué me genera hoy risa? No sé si hay algo que me genere risa. Las cosas me generan pavor más que risa. A partir de ahí me río o me ahorco en la productora que no tengo. Es como que uno trata de pasarla lo mejor posible.
—¿Qué te genera pavor?
—Las mismas cosas que le generan pavor a todo el mundo, a vos, a tu vecino, a mis vecinos y a todas las personas.
—¿Algo en particular, no necesariamente de la Argentina, sino de un contexto social más amplio?
—Muchas cosas pavorosas. Si hoy me preguntás, sí, que los chicos no puedan asistir a la escuela es pavoroso, ahora cómo le puedo encontrar humor a eso no sé... Por eso no me ocupo de eso, hago Boluda.
—¿Te importa la opinión de tus colegas?
—Por la pregunta, sí era como una especie de prurito, quizás de un actor que vende hamburguesas, como si fuera más loable actuar o subirse a un escenario a recitar Shakespeare o hacer películas argentinas pedorras que vender, o dar de comer a buen precio a la gente y hacerle pasar un buen momento. No considero una cosa más valiosa que la otra.
Maxi Marano / Suplemento Escenario