Espectáculos
Viernes 06 de Mayo de 2016

Flor Zaccanti enumeró las mentiras de Doman que nunca le dio un vestido que le prometió

La ex Gran Hermano admitió que en algún momento le pareció un hombre inteligente, pero ahora decidió contar a la prensa las actitudes que el periodista tenía con ella.

Florencia Zaccanti asegura haber sido maltratada por parte de Fabián Doman. "Estoy bien, si se puede decir por un lado, tranquila porque él no pude decir nada en contra mío", afirmó.
El desencadenante de la historia fue la vuelta a la carga del periodista en su intento por conquistarla: "Todo esto pasa porque lo veía a Doman por tele y pensaba `por qué la gente lo sigue tratando como un rey después que él me basureó´. La verdad es que no lo iba a hacer público, pero me volvió a escribir, y me insistía", aclaró la modelo.
"Le puse un tuit, después de eso se tranquilizó. Me escribió un mensaje diciendo que le dio un poco de miedo el tuit y después me empezó a boludear de nuevo. La pasé muy mal, por eso lo termine contando, la prensa con él no me interesa, no me suma en nada, no es que es un tipo que está buenísimo y me aporta algo", admitió la ex Gran Hermano.
Acerca del "flechazo" que sintió con Doman, se sinceró: "Muchos conocidos, la gente, me pregunta si en serio me fijé en él. Un poco de cosa me da, algo me atrajo en su momento. Es un tipo que parece inteligente y eso me atrajo. Tiene una virtud de hacer mucho con la psicología, te da vuelta las cosas, como un panqueque, y sinceramente me interesaba. Además yo estoy muy sola acá, mi familia vive en Carlos Paz. Cuando sos del interior confiás en cualquier persona que se te acerque", aclaró.
La ex Gran Hermano también contó que el conflicto con Doman estuvo teñido de promesas laborales que nunca se cumplieron: "En un momento me ilusionó con un tema de laburo. Me mandó mensajes proponiéndome cosas, diciéndome que ya estaba todo encaminado y al final nunca salió nada. Que después me boludee diciendo que no consigo laburo porque no me acosté con él, no está bueno".
"Un día me dijo que había estado en el shopping y había visto un vestido para mí, que iba a regalármelo. Después de esa charla lo vi una o dos veces más, pero nunca me dio ningún vestido. Así que le pedí que no diga más que no le había agradecido, porque nunca me dio nada", concluyó.