Espectáculos
Jueves 16 de Julio de 2015

Investigan a Loly por lesiones culposas

Hace unas semanas, Loly Antoniale y Jorge Rial se separaron y se sabe que como causa de esta situación hubo una pelea entre la modelo y Rocío, la hija del conductor.
Luego otro dato salió a la luz y también influyó para que el periodista termine su relación con la modelo. 
Loly fue protagonista de un accidente, con el registro y la póliza del seguro vencida, en el barrio de Palermo. Y ahora la Justicia la investiga por lesiones culposas.
Antoniale embistió a un Clío que manejaba una mujer -que terminó hospitalizada- y este vehículo, a su vez, por el impulso chocó a un Fiat Idea. Fue un escandaloso choque en cadena con sorpresas.
Cuando el conductor del tercer auto le tomó los datos a Loly, con la policía presente, se advirtió que la cordobesa manejaba con signos de haber estado alcoholizada al igual que las tres amigas que la acompañaban.
Pero eso no fue todo, Mariana tenía su registro de conducir vencido al igual que la póliza del seguro de la camioneta.
Lo cierto es que pasó un mes del choque que protagonizó la modelo y, según informó La Nación, los damnificados (Carolina Donelly y Gastón Regnier) por el accidente aún no tuvieron respuesta.
Según contaron los damnificados, Loly venía a alta velocidad y, cuando quiso doblar en la curva, se subió a la vereda y golpeó al Renault Clío que manejaba Donelly. Por el impacto, su auto chocó en cadena al Fiat Idea que conducía Regnier.
Muy shockeada, Antoniale les dio a ambos sus documentos: un registro de conducir vencido el 14 de abril de 2015 y una póliza de seguro provisoria, también vencida, en abril de 2014. Muy bien lookeada, la modelo estaba acompañada por otra chica, que vestía jean y zapatillas. Sin que nadie la llamara, llegó la policía. No hubo control de alcoholemia. Tampoco cuando llegó el SAME.
Regnier intentó comunicarse en reiteradas oportunidades con Loly: le mandó varios mensajes de WhatsApp. Ella los leyó, pero nunca contestó. Al día siguiente, los mensajes siguieron y ya ni siquiera fueron leídos: lo había bloqueado. La intención de Regnier era hacerle saber a Loly que había entregado un registro y una póliza de seguro vencidos.
A Donelly no le fue mejor. Loly nunca atendió sus llamados y cuando le mandó un texto al celular, la modelo respondió con el teléfono de su abogado.