NATURAL 100%
Viernes 15 de Abril de 2016

Jimena Barón contó cómo fue su experiencia de dar a luz en su casa

Cuando la actriz vivía en Inglaterra junto al futbolista Daniel Osvaldo, nació Momo, el único hijo de la pareja hasta el momento. Jimena reveló por primera vez que el niño nació en su casa.

En la revista Para Ti Mamá, Jimena Barón contó por primera vez, con lujo de detalles, cómo fue el nacimiento de su hijo Morrison: "Parí en casa. Conocí unas parteras en Inglaterra. Ahí vivíamos en el bosque. Literalmente. Un lugar que era el mar, con el bosque y un pueblo” .
Y siguió su particular relato: “Encima en Inglaterra vos vas al médico a hacerte el seguimiento del embarazo pero después parís con la partera que está en la clínica en ese momento. Ahí hablé con varias mujeres de jugadores y me dijeron que tenía que pagar una partera particular que me gustara”.
Subrayó: “Yo estaba muy tranquila con el parto. Sí lo hablé con Dani y le dije: 'Elijamos una partera que nos cope'. Así que estuve buscando en Internet, qué sé yo, cuestión que aparecen estas minas Erica y Caroline y yo las llamo. Vinieron a casa. Eran dos parteras típicas de Disney. Las clásicas parteras. Y ahí ya tuvimos una charla y me transmitieron la paz del universo. Pero medio que terminando la charla, cuando les pregunto por las clínicas ellas me cuentan que en realidad se dedican a los partos domiciliarios. Con Daniel nos miramos como 'No, bueno…'. Y nos empezaron a explicar que esto que lo otro…Nos metieron como en todo ese mambo y medio que nos empezamos a entusiasmar. Nos dio confianza”.
Increíble lo que contó Barón a continuación: “Ya me quedaba como el mes de estar tranquila, esperando que naciera, viene Daniel y nos dice: 'Nos tenemos que ir'. Aparte era la Juventus, un club súper importante… Nada, lo quería acompañar. Tampoco lo quería hacer sentir culpable. Yo me quería morir. Le dije: 'Explicales que tu mujer está a punto de parir'. Bueno, nos dieron un changüí hasta el día siguiente a las 6 de la mañana”.
Y cerró: “A Italia viajó con nosotros una de las parteras que nunca había viajado en avión en su vida ni había dejado a sus hijos. Así que fue todo el mundo: el marido de la partera, los hijos de la partera… Yo tenía fecha para el 8 de marzo, y terminé pariendo el 9. Creo que porque Daniel no estaba. Le dije a Morrison: 'No está papá, bancala'. Las parteras me habían dicho que si yo no estaba tranquila porque Daniel no estaba, no iba a parir. Y así fue. Llegó Daniel y empecé con trabajo de parto en mi casa”.
Una historia de película.