Espectáculos
Domingo 06 de Marzo de 2016

Más de dos mil personas vivieron una noche desopilante en El Molino

El cierre de la programación de verano en la ciudad capital convocó a más de dos mil santafesinos que rieron a carcajadas con Urraka y La Fanfarria Ambulante.

En El Molino, Fábrica Cultural de la ciudad de Santa Fe, más de dos mil personas bailaron y rieron a más no poder en lo que fue el evento artístico de cierre de la programación de verano del ministerio de Innovación y Cultura.
La propuesta comenzó con la música instrumental de La Fanfarria Ambulante, agrupación local con integrantes de Francia y Brasil, que sorprendió a los presentes al comenzar a tocar detrás del público, en el acceso al espacio público cultural. Sin dudarlo, todos se levantaron y giraron para ver y acompañar a los artistas en su camino hacia el escenario.
Durante casi una hora, en un sector lateral, Pablo Aristein (saxo tenor); Martín Testoni (saxo soprano; Fabrice Gautheron (acordeón); Sebastián Ferreyra (tuba) y Ricardo Rosa (batería, percusiones) hicieron bailar y aplaudir la entusiasta audiencia que disfrutó del repertorio variado de mezcla de músicas de Europa del este, klezmer y de swing.
Llamativamente para muchos, el escenario principal lucía lleno de baldes, tablas de lavar, tubos de plástico, ruedas de bicicletas, barriles de madera y un sin fín de objetos descartables y en desuso. El misterio se develó minutos después cuando hizo su aparición Urraka, grupo de Buenos Aires, donde siete personajes resignifican objetos de la vida cotidiana para convertirlos en instrumentos musicales.

URRAKA
Con un despliegue musical y escénico impecables, nomás pisar el escenario el primero de los integrantes comenzaron a oirse las primeras risas que se fueron volviendo carcajadas imparables a lo largo de los cincuenta minutos de show.
Con estética de “Barrio Porteño”, seis hombres y una chica arrancaron música mágica de los objetos inusuales y desplegaron sketchs en clave de pantomima con toques de clow, cine mudo y mucha corporalidad. Breves historias contadas sólo con sonidos y música, apenas unas palabras cada tanto, conformando un show que trasciende las barreras del idioma y la oralidad.
"La pelea por la chica", "Los guapos", "El tipo molesto" y "El fanfarrón" podrían ser algunos de los títulos de las cortas obras teatrales desplegadas sobre las tablas que son unidas por un hilo conductor que muestra a los personajes siempre en el mismo rol: el canchero, el que sabe, la chica bonita, el molesto, etc.
Al sonido de la música se le sumó el constante ruido de las carcajadas y aplausos del público, los gritos y el acompañamiento a los actores que interactuaron permanentemente con la gente, haciéndola cómplice y protagonista.
Emmanuel Calderón, Roberto Carlos González, Lucas Gastón Rivarola, Ludmila Gallardo, Cristian Alejandro De Castro, Pedro Gabriel Rodríguez, Juan Sebastián Gudiño y Mariana Soledad Mariñelarena usaron
chapitas de gaseosa, botellas de vidrio, barriles de plástico, y metal entre otros, además del propio cuerpo,  para tocar los diferentes ritmos que coparon la noche: chacarera, chamamé, milonga, reggae, jazz, cumbia, cuarteto, rock electrónico, entre otros.

FINAL DE FIESTA
La de anoche, fue la tercera y última jornada de la programación de verano organizada por la cartera cultural provincial, oportunidad donde la ciudadanía y la convivencia volvieron a unirse fuertemente en el espacio público.
Con aplausos de pie, los más de dos mil asistentes despidieron el verano en la ciudad capital y se fueron yendo despacito mientras los foquitos de colores y los banderines se iban guardando en sus cajas. Quedó latiendo una expresión casi unánime "estuvo genial, ojalá haya otro pronto".
AUTORIDADES
Estuvieron presentes la ministra de Innovación y Cultura, Chiqui González; el secretario General de Programaciones, Alejandro Tejeda; el subsecretario de Desarrollos Culturales, Federico Crisalle; el subsecretario de Planificación Institucional, Matías Muller; y la coordinadora de El Molino Fábrica Cultural, Huaira Basaber.

Fuente: Cultura provincia de Santa Fe