Espectáculos
Martes 21 de Abril de 2015

Unipersonales de mujeres llegan hoy al Foro Cultural

Solosolas es el nombre de la propuesta que Se realizará desde hoy, al viernes en la sala Maggi. Habrá teatro, danza y música que pondrán a la mujer como protagonista.

Desde hoy al viernes 24 se llevará a cabo el ciclo de unipersonales de mujeres “SoloSolas” en el Foro Cultural UNL, 9 de Julio 2150. Durante cuatro días las noches de la Maggi se llenarán de teatro, música y danza con el sello de mujeres destacadas del arte. Las entradas costarán $50 generales y $40 para jubilados y estudiantes.  
Reconocidas artistas protagonizarán este ciclo que surge con la inquietud de dar relevancia al género de unipersonales. “Las participaciones artísticas estarán claramente atravesadas por problemáticas profundas de la mujer, sus pensamientos, su actitud ante la vida y la maternidad, entre otras cuestiones. La intención está en reivindicar el género y explotar talentos artísticos para incursionar en temáticas sociales relevantes”, destacó Claudia Correa, una de las programadoras del ciclo.
La primera jornada del ciclo comenzará a las 20 con “Quizás después”, de Lucía Lacabana. La artista y docente de Danza Contemporánea, que se presentará también mañana, brindará un número en un instante autobiográfico de cinco movimientos. El número comprenderá también un compendio del inconsciente que contará con el apoyo de imágenes. La obra cuenta con la dirección de la propia bailarina. En tanto que Federico Estévez será el encargado de la música original y el montaje sonoro. Por su parte, el vestuario y escenografía está a cargo de Paula Molina y el diseño de Iluminación es de Ricardo Sica.
El momento de música y teatro llegará a partir de las 21 de la mano de “Centésimas del alma”, de Violeta Parra. La obra, que se propone como un viaje por la cabeza de la artista chilena, será encarnada y dirigida por Carmen Baliero.
Es una puesta dramática, graciosa, tierna, documental y autobiográfica, en la que van cambiando los escenarios y los estados atravesados siempre por escenas en las que se incursiona por los avatares del alma humana.  
La actuación de Lucía Lacabana de mañana  estará seguida por la obra teatral “Mi querida”, de Griselda Gambaro, a partir de las 21. Con la dirección del actor santafesino Alberto Clementín, se intenta revalorizar el trabajo de la actriz, su intensidad emocional, la utilización del cuerpo como instrumento expresivo como así también el juego dramático.
Un clima intimista  interpela al espectador para adentrarse en el universo del personaje de Olga donde la palabra y el silencio definen la trama de una historia ambientada en Cayastá. La obra apuesta por completo al artificio teatral al contar solo con la ambientación lumínica de Diego Julián López y la asistencia de dirección, escenografía y diseño gráfico de Iván Rusillo.
Noche de Clown
El jueves 23, a las 21, se presentará el espectáculo de Clown “¡Fuera!”, de Leticia Vetrano. La propuesta viene de la mano de la Compañía Proyecto María Peligro de la Ciudad de Buenos Aires y cuenta con la dirección de Kevin Brooking. El personaje de María Peligro intenta evadir el suceso de la muerte de sus padres. El día de  su cumpleaños, despierta decidida a cambiar su destino, al permitir aflorar sus deseos más profundos, con un éxtasis oculto y desconocido. Fiesta, cotillón, torta, un paquete sorpresa y un invitado de honor harán que María no pueda vivir sus días como antes, transformando su historia en un delirio terriblemente cómico.
“¡Fuera!” cuenta con la actuación de su autora Leticia Vetrano. Micheline Vanderpoel  está a cargo de la supervisión artística y del vestuario Natalia Fandiño. El diseño de iluminación es de Thyl Benies y la escenografía está a cargo de la Compañía.
Cierre de Teatro
El cierre del ciclo será el viernes 24, a las 21, con “Una noche de mil”, de Fernanda Yábale y Fabián Rodríguez.  Narración, danza, actuación se articulan en un espectáculo que se presenta como intertexto y continuidad de “Las mil y una noches”.   
Moriana, su protagonista, es una mujer que viene del desconocido desierto, que posee un secreto que la propia representación la empuja a revelar. Es una creación artística que amalgama voces, conocimientos y experiencias. Ambos directores incluyeron a Fabián Pínnola para la música original y a Fabiana Sinchi, para las coreografías y la preparación física. Las luces están a cargo de Sergio Robinet y María Sol Rodríguez de fotografía y video. Marcelo González está a cargo de la grabación, mezcla y masterizado del sonido, Cecilia Arellano y Magdalena Chávez de las voces en música y Clara Portilla de la coreografía de danza del sable. El vestuario es de Fernanda Parga y Karina Budassi y  se cuenta con la colaboración en plástica de Rocío Rodríguez y exploración y narración de visibilidades de Nidia Maidana.