pais
Martes 18 de Agosto de 2015

Esperaban un taxi y se les cayó un drone en la cabeza

Dos mujeres resultaron con heridas de consideración y tuvieron que ser internadas luego de que un drone cayera sobre sus cabezas en pleno barrio de Constitución, en un insólito episodio ocurrido en momentos en que esperaban un taxi en la vía pública.
El hecho, que trascendió recién este martes, ocurrió el pasado sábado alrededor de las 15:00, cuando las dos mujeres, de 40 y 48 años, aguardaban por un taxi en la avenida Garay y Lima, a la salida de la estación de trenes de Constitución.
El director del SAME, Alberto Crescenti, confirmó que las víctimas padecieron "politraumatismos de consideración" y que ambas tuvieron que ser internadas en el Hospital Argerich, donde permanecieron en observación hasta que este martes fueron dadas de alta.
Por su parte, un adolescente de 20 años, propietario del drone, fue demorado durante unas horas por la Policía Metropolitana. El joven fue acusado por el delito de lesiones, según informaron fuentes policiales.
Las dos mujeres, oriundas de Florencia Varela, habían llegado en tren a la estación de Constitución y tenían la intención de tomar un taxi, pero fueron sorprendidas por el drone que cayó del cielo sobre sus cabezas y terminaron en el hospital.
Con respecto a la reglamentación para el uso de drones, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) emitió el pasado julio la resolución número 527/2015 donde se establecen requisitos para operarlos. La norma distingue tres categorías de drones: pequeños, de hasta diez kilos, medianos, entre 10 y 150 kilos, y grandes, de más de 150 kilos.
"La operación de un vehículo aéreo pilotado a distancia o de un sistema de vehículos aéreos pilotados a distancia será responsabilidad de quienes la lleven a cabo o faciliten, incluyendo la responsabilidad por los daños y perjuicios que puedan provocar a terceros durante sus operaciones", señala el artículo 12 de la norma.
También se distingue un régimen para los vehículos aéreos no tripulados pequeños con fines recreativos o deportivos y en el artículo 26 se destaca que "la operación será responsabilidad de quienes la lleven a cabo o faciliten, incluyendo la responsabilidad por los daños y perjuicios que puedan provocar a terceros durante sus operaciones".
Fuente: NA

Comentarios