santafe
Viernes 07 de Agosto de 2015

Está cortada la autopista Rosario-Buenos Aires por el desborde del río Areco

Es en el kilómetro 77, a la altura de Campana, como consecuencia de las fuertes lluvias registradas en las últimas 24 horas. También está cortada la Ruta 8 a la altura del kilómetro 116   

Un tramo de la ruta 8 a la altura de la localidad de Exaltación de la Cruz y otro de la ruta 9 quedaron totalmente cortados y al borde del colapso por las fuertes lluvias registradas en las últimas 24 horas.
 
Según informó la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), que depende del Ministerio del Interior y Transporte, “el tránsito se encuentra totalmente interrumpido por anegamiento sobre el kilómetro 77 de la ruta 9 y sobre el 116 de la ruta 8, debido al desborde del Río Areco”.
 
“Móviles del organismo montaron un operativo de asistencia y encauzamiento vehicular en la zona”, se informó en un comunicado.
 
De modo tal que la mano que viene de Capital a Rosario está cortada en el kilómetro 77, a la altura de Campana, por lo que desvían los vehículos en el kilómetros 74 hacia la ruta 12 vieja, luego ampalma con la RUta 193 hasta retornar la Ruta 9. 
 
Mientras que la mano que va desde Rosario a Capital está cortada en el kilómetro 109, a la altura de Lima, por lo que desvían los vehículos en el kilómetro 141, altura Baradero, hacia la ruta 41.
 
La ruta 8, a la altura de Exaltación de la Cruz, se encontraba esta tarde al borde del colapso también en el kilómetro 90 por las fuertes lluvias y tormentas registradas en las últimas 24 horas.
 
“Vamos a demoler y se va a empezar la reconstrucción”, aseguraron al canal de noticias C5N desde la agencia de Vialidad Nacional.
 
También Rubén Verón, ingeniero del organismo, había confirmado este viernes por la mañana que “hoy vamos a demoler por seguridad y vamos a empezar con la reconstrucción”.
 
Es que debido a la constante lluvia que se registra desde el miércoles a la noche las rutas colapsaron y tuvieron que disponerse los cortes.

Este jueves por la noche cayeron unos 50 milímetros de agua con piedras en la zona, por lo que el tránsito tuvo que ser desviado desde la mañana del viernes por las rutas nacionales 7 y 9.
 
Por el momento las lluvias cesaron, aunque el pronóstico meteorológico indica que el mal clima continuará hasta el próximo martes.
 

Comentarios