Ovación
Domingo 31 de Enero de 2016

Esta es toda tuya Juan

El Quillá se presentó ante su gente con una gran victoria por 1-0 frente a Atlético María Grande, en el Predio de la Liga Santafesina. Juan De Olivera anotó, de penal, el único tanto del Tiburón, que jugó gran parte del partido con 10.

Luego de su valioso empate ante ADIUR, en Rosario (2-2), a El Quillá le tocó el turno de presentarse ante su gente. Y el estreno no pudo ser mejor, ya que derrotó a Atlético María Grande por 1-0, en el Predio de la Liga Santafesina, con un tanto de penal de Juan De Olivera (PT 36’). De esta manera, los dirigidos técnicamente por Martín Celeri llegaron a los cuatro puntos en la Zona 66 del Torneo Federal “C” y se mantienen invictos.
Consciente de la necesidad de que los tres puntos se queden en casa, el Tiburón salió decidido a llevarse por delante a su rival y a los 3’ tuvo la primera clara, cuando llegó un pelotazo para Felizia, quien definió de emboquillada por encima del travesaño del arco defendido por Cristian Bolzán.
En los minutos siguientes el partido fue de trámite parejo, peleado y muy disputado en el medio por ambos equipos. Sin embargo, en ese aspecto estuvo mejor el local con la pelota en su poder. María Grande solo llegó dos veces en ese lapso: a los 29’ Figueroa la tuvo con un remate de media distancia, y a los 31’ un tiro libre de Germán Acosta pasó cerca del palo derecho.
Pero recién a los 36’ los locales pudieron llegar a la apertura del marcador desde los 12 pasos por intermedio de Juan De Olivera, quien de zurda puso la pelota con mucha calidad al palo derecho del arquero de María Grande. La jugada de la pena máxima nació en un pelotazo a Musetti, quien forcejeó con Maxi Acosta en el sector derecho del área grande, cayó al piso y el árbitro Luciano Vega no dudo en señalar el punto del penal. 
Antes que terminara la primera parte llegó un punto de inflexión en el partido, cuando Juan Chichizola vio la tarjeta roja por doble amonestación, tras una dura falta sobre Jara.
Con un jugador menos en cancha se le hizo todo cuesta arriba a los santafesinos. La primera de la segunda parte la tuvo Figueroa, quien recibió la pelota tras un buen desborde de Jara por la izquierda, pero Poch apareció para mantener su arco en cero. A los 30’ pudo haber liquidado el partido el conjunto de Celeri, pero el violento tiro libre de Exequiel Marini desde 40 metros dio en el travesaño, pegó en la línea de gol para que el arquero visitante sea un mero espectador. Milagro en el área de María Grande que seguía con vida.
Hasta que a los 36’ la balanza se equilibró ya que Maxi Acosta se fue expulsado tras agarrar de la camiseta a Felizia. Cuatro minutos más tarde pudo haber liquidado el partido El Quillá, pero Macua, tras una gran asistencia de Chemes, se lo perdió solo ante el arquero visitante, que tuvo una gran reacción. La respuesta llegó a los 41’ con un zurdazo violento y cruzado que Poch sacó a un costado. El Tiburón tuvo que sufrir hasta el final, ya que Mariano Boz sacó une pelota que tenía destino de gol en la línea del arco, tras un cabezazo de Schneider. El local se dedicó a que transcurran los últimos minutos para abrazarse a una victoria que vale oro ante su gente.

Ernesto tití Cantero / Suplemento Ovación 

Comentarios