Ovación
Lunes 01 de Febrero de 2016

“Esta vez no será nada fácil”

En menos de dos semanas comenzará la Liga Nacional de Vóley femenina y Villa Dora intentará llegar a otra final. María Elena Romero charló con Ovación y contó las expectativas que tiene el equipo, que sufrió un gran recambio de figuras.

Una nueva edición de la Liga Nacional de Vóley femenina tendrá como protagonista a Villa Dora, que en la edición anterior perdió la final frente a Boca Juniors por 3-0. En los dos últimos torneos el Xeneize se transformó en el verdugo de la Doras, quienes llegaron a semifinales y final de manera consecutiva. 
De todos modos, ahora se trata de un equipo con varias modificaciones, dado que algunas jugadoras que fueron la base del equipo ya no están y eso sin dudas que se trata de un gran desafío para su entrenadora Lorena Góngora, quien viene trabajando en el club desde hace muchos años y es fundamental en este proyecto exitoso.
Sin dudas que la baja más sustancial que sufre el plantel es la ida de Maira Westergaard, quien se fue a jugar a la Liga de España y su ida dejó un vacío importante ya que había sido considerada la mejor jugadora de la Liga como así también la máxima anotadora. Pero tampoco estarán Julia Benet, quien entrena con el seleccionado de beach vóley, y Helena Klug.
No obstante, la dirigencia de Villa Dora en su afán de tener un equipo competitivo reforzó el plantel con jugadoras destacadas, entre ellas Micaela Fabiani que el año pasado fue una de las figuras de Boca en la final ante las Doras. El objetivo es la Liga Nacional, pero por estas horas se aguarda una definición para saber si tienen la chance de participar nuevamente del Sudamericano de Clubes que se disputará este mes en Río de Janeiro.
El reglamento indica que  Boca  al ser el  campeón de la Liga tendría que representar a la Argentina, pero en este caso si el club xeneize declina su participación, sería Villa Dora quien viaje por clasificar subcampeón. Sería un desafío mayúsculo y en eso trabajan los dirigentes aunque se sabe no depende de ellos. Pero está claro que harán lo imposible para estar en el Sudamericano.
El análisis de María Elena Romero
En un alto de la exigente pretemporada que incluye trabajos en triple turno, una de las históricas que tiene Villa Dora, como lo es María Elena Romero, charló con Ovación respecto a la preparación que vienen llevando a cabo, a lo que será el inicio de la Liga y también sobre esta chance que se les presenta de volver al ruedo internacional.
“Estamos muy entusiasmadas con este arranque de año y obviamente que el objetivo es seguir mejorando, está claro que buscamos jugar nuevamente la final de la Liga Nacional y en este caso poder ser campeonas que obviamente no es nada fácil”, aseguró.
Luego, detalló la rutina de entrenamientos que vienen realizando  y manifestó: “Nos levantamos a las 6, para estar a las 7.15 trabajando en el gimnasio hasta las 9.30 o 9.45. De ahí nos vamos al club en bici o en colectivo y arrancamos con la parte técnica desde las 10.30 hasta las 12.30 aproximadamente. Y a la tarde volvemos a entrenar con pelota más en el aspecto global y estamos desde las 19 hasta las 21”.
Respecto a la posibilidad de jugar el Sudamericano, expresó: “Estamos muy emocionadas con esta chance, pero no queremos ilusionarnos tanto por miedo a que nos salgan con un martes 13. Pero obviamente que tenemos muchísimas ganas de participar, el año pasado lo hicimos por primera vez y llegamos a semifinales que para un club amateur como Villa Dora es una satisfacción enorme. Estamos muy orgullosas de lo que hicimos y del sacrificio que realizamos teniendo en cuenta que para todas era la primera experiencia internacional”.
Y siguió: “Si se le da a Boca está bien porque fue el campeón, pero nosotras también tenemos ganas de ir (risas) y por eso debemos esperar a ver qué sucede con Boca. Si no van, nosotros tendríamos que ponernos las pilas y hacer todo lo posible, como buscar espónsores para abaratar un poco los costos”.
Consultada por lo que será esta edición de la Liga apuntó: “Pienso que va a ser más difícil que en las anteriores ediciones, debido a que nosotras se nos fue la base que teníamos y además  los otros equipos se reforzaron mejor. Yo creo que esta vez los candidatos no van a ser dos o tres como el año pasado, sino que van a ser la mayoría de los ocho que clasifiquemos a las instancias finales. Será un nivel muy parejo y deberemos jugar muy concentradas y sin subestimar a nadie”.
En cuanto a lo que serán los primeros dos partidos de Villa Dora en la competencia ante Gimnasia y Estudiantes, ambos de La Plata, manifestó: “La verdad que comenzamos con dos partidos muy duros, que pueden ser para cualquiera, no obstante este año Gimnasia no tiene el mismo equipo del año pasado que finalizó tercero y eso lo podemos aprovechar un poco más. Por su parte, Estudiantes se reforzó con algunas jugadoras de jerarquía y considero que más o menos está en el nivel nuestro. Es un equipo nuevo y encima estará viniendo de un viaje, ya que dos días antes (viernes 12) estará jugando en Formosa y debemos aprovechar estas ventajas que tenemos como ser locales y tener un día más de descanso”.
A la hora de hacer un repaso de las jugadoras que vienen y de aquellas que se fueron, dijo: “Tuvimos tres bajas importantes (Westergaard, Benet y Klug), por lo cual no estamos amoldando a las chicas que vinieron y de a poco se van integrando al equipo para alcanzar la solidez del año pasado. Nuestro grupo humano para nosotras es muy importante y  por eso la clave es tener un buena relación entre todas  que después se traduce dentro de la cancha”.
En el final de la charla habló sobre los amistosos que estará disputando el equipo para llegar a punto al inicio de la Liga y dijo: “Entre sábado y domingo vamos a jugar un cuadrangular amistoso y entre sábado y domingo jugaríamos cuatro partidos frente a San Jorge, con quien ya nos enfrentamos al igual que ante Echagüe, ganando los dos partidos. Tuvimos un buen comienzo con los amistosos, pero el jueves viajamos a Rosario y allí tuvimos un desliz ya que sumamos la primera derrota frente a Provincial.  Pero en esos partidos es en donde más aprendés y te sirven mucho para corregir los errores y aceitar el funcionamiento, pero igual estamos muy bien”.
Un equipo que se va armando
Cuatro refuerzos llegaron para esta temporada, sin dudas que el más importante es el de Micaela Fabiani, quien viene de ser campeona con la camiseta de Boca y además es integrante de la Selección Nacional con apenas 20 años, dado que nació el 13 de junio de 1995. Su posición en la cancha es opuesto. Otra de las incorporaciones es Marcia Scacchi, de 33 años, quien se desempeña como punta y viene de jugar el Mundial de Vóley en Japón, y además clasificar en el Sudamericano para disputar por primera vez los Juegos Olímpicos. También se sumó Florencia Giorgi, quien actúa como central y es integrante del seleccionado albiceleste. Y la última es la sanjuanina Candelaria Herrera también central y que estuvo en el seleccionado argentino Sub 20 participando del Sudamericano en Perú. Sin dudas que se trata de cuatro refuerzos importantes que le pueden aportar mucho a un equipo que ya tiene definido un estilo de juego a través de los últimos años y que tiene chapa de candidato.

Comentarios