Ovación
Sábado 13 de Agosto de 2016

"Estaba para un poco más"

El santafesino Santiago Grassi debutó en los Juegos Olímpicos en los 100 metros mariposa y no pudo cumplir con su objetivo de ingresar a la final. "Me pasó todo muy rápido, es difícil disfrutar y estar concentrado al mismo tiempo", manifestó el representante de Unión (SF).

El santafesino Santiago Grassi debutó en los Juegos Olímpicos y terminó en el 24º lugar en la clasificación general de los 100 metros mariposa. El representante de Unión marcó un tiempo de 52 segundos 56 centésimas, a 1''15/100 del singapurense Joseph Schooling, el más rápido de las series, con 51''41/100.
Santi atendió a Diario UNO en la Casa Argentina, en Río de Janeiro, donde se realizó el agasajo a los deportistas de Santa Fe.
—¿Cómo te sentís después de tu primer Juego Olímpico?
—Estoy más tranquilo, ya pasaron dos días de la carrera, estoy contento, satisfecho con que hice todo lo que tenía que hacer, trabajé duro y en la pileta no dejé nada al azar, pero simplemente fue una carrera que no se dio como esperaba, porque estaba para un poco más, pero esto es así, son carreras que a veces salen y a veces no, lo importante es aprender y saber cuáles fueron los errores y saber que vuelvo con una experiencia muy buena.
—¿Cuáles creés que fueron los errores?
—Me pasó todo muy rápido, es difícil disfrutar y estar concentrado al mismo tiempo, si uno está metido y con la cabeza a full pasa que no te das cuenta del momento ni de quiénes tenés al lado, entonces simplemente fue algo que pasó muy rápido, me planteé una carrera de pasar en 24.0 y pasé en 24.4, es decir que ya pasé lento, no hice nada extraordinario ahí, y en la vuelta en vez de volver en 27.7 volví en 28.1, no me sentí cómodo durante la carrera, no se dio como quería.
—¿Qué pensaste cuando termino la competencia?
—No lo podía creer, no podía creer que haya pasado tan rápido, y no podía creer que tantos fueron los días que me la pasé entrenando, lo que había dejado de lado y todo lo que me había sacrificado para que se termine tan rápido y no con el tiempo que yo quería, tenía una angustia terrible, pero de estas cosas se aprende mucho más.
—¿Tenés ganas de una revancha?
—Sí, totalmente, no estoy para nada colapsado, ni saturado en cuanto a lo psicológico y físico por venir de una puesta a punto y competir en estos Juegos Olímpicos, quiero competir próximamente para sacarme esa sensación de que estoy para menos, tengo que tomarlo con tranquilidad y descansar bien para que lo que viene salga bien.
—¿Sentías que si te daban una segunda oportunidad las cosas serian diferentes?
—A veces es importante romper el hielo, no es fácil nadar en un torneo y que la carrera que a vos te toque sea la más importante, sé que si me tocaba tirarme de nuevo un poquito más tarde el tiempo iba a ser otro, pero así es el deporte, estas competencias son así y tenés una sola oportunidad.
—¿Te quedás en Río hasta que terminen los Juegos?
—Sí, me quedo una semana en Río con amigos y después voy a volver a entrenar pero mucho más tranquilo, porque si me pongo a pensar fue muy duro y muy exigente la preparación en este último tiempo, pero estoy muy contento con lo que logré.
—¿Qué objetivos te planteas a corto plazo?
—Quiero entrar al mundial de pileta corta que se va a desarrollar en diciembre, tenemos un clasificatorio en Santa Fe a fines de septiembre, me gustaría estar en este mundial sería una gran experiencia para sumar.
—¿Cómo es el trato entre los deportistas argentinos dentro de la Villa Olímpica?
—Excelente, me sorprendí con la calidad de gente con la que me encontré en Río de Janeiro, muy buen trato de los argentinos en todo momento, me cruzaba en el comedor con Manu Ginóbili y siempre me saludaba con buena onda, Delpo (Juan Martín Del Potro) también no tiene problemas para sacarse fotos con todos, fuimos una familia, teníamos nuestro lugar y nos cruzábamos y nos apoyábamos siempre transmitiendo cosas positivas.
—En Santa Fe tienen mucha confianza en vos, estaban pendientes de tu participación en Río, ¿qué mensaje tenés para los santafesinos?
—Agradecerles, por todo el cariño y el afecto que me brindan, que sepan que siempre los leo por las redes sociales y ellos me hacen llegar ese plus de fuerza que necesito, también esto me hace ver y criticarme porque no se dio, porque no lo logré, pero también llegan mensajes de ánimo que me hacen sentir un poco mejor, estoy agradecido.



Comentarios