mundo
Martes 16 de Febrero de 2016

Estaban tan borrachos que pusieron al volante a una nena de 9 años

La pareja salía de una fiesta y no estaba en condiciones de manejar por lo que decidieron que la hija sea la conductora. Al ver el andar errático la policía los detuvo. También viajaba un bebé. 

Una pareja de Wisconsin bebió tanto alcohol que el estado en el que se encontraban no le eprmitía conducir y tuvieron la mala idea de pedirle a una nena de nueve años de edad conducir para que los llevara a casa “sanos y salvos”.

Si bien los padres creyeron que hacían lo correcto, las autoridades opinaron que no fue una buena idea seleccionar a una niña de nueve años para que tomara el volante de la camioneta en la que viajaba un bebé de once meses de edad.
La policía se dio cuenta que algo no estaba bien, cuando observaron que el vehículo era conducido “de manera errática”, señala el reporte oficial.
Cuando les hicieron el alto su sorpresa fue mayor, pues en el interior se encontraban dos adultos, Jason Roth de 36 años y Amanda Eggert, de 32, pero ellos no estaba manejando, según informó el periódico New York Post.
Según la declaración del oficial de la policía del condado de Polk, Jeff Hahn, los adultos estaban tan intoxicados que tenían dificultad para articular palabras, por lo que ahora la pareja se encuentra detenida por poner en riesgo la seguridad de un menor e imprudencia en el cuidado de un menor, cargos de los que se declararon “no culpables”.
Las autoridades dijeron que el nivel de alcohol de Roth era tres veces superior al límite legal para conducir. Tanto la niña como el bebé están siendo atendidos por la familia de la pareja, mientras Eggert y Roth permanecen en la cárcel. Amanda Eggert es la madre de los niños y Jason Roth es su novio.

Comentarios