Club
Domingo 26 de Junio de 2016

"Este es un lugar social"

El presidente, José Andreoli, especificó la esencia que tiene esta entidad, a la vez que instó a que la juventud se sume a la actividad

"Lo nuestro es un club de bochas, un lugar social, entonces hacemos muchas veces algunos eventos para darle vida. Es la típica institución de barrio, que la pelea diariamente para mantenerse. Lo malo es que, actualmente, los chicos casi que no tienen interés en este deporte, buscan otras cosas. Es es el problema que estamos teniendo, falta recambio. Pero bueno, ya lo tenemos asumido", contó el presidente de Bochas Club El Litoral, José Andreoli, sobre lo que tienen para ofrecer hoy en día y detalles a tener en cuenta.
Entre conceptos muy valederos y para no pasar por alto, se tomó un momento para hablar sobre cómo los afecta la economía actual: "Siempre hay alguna que otra deuda. Pero tratamos de acomodarnos en la medida que aparecen los ingresos. Entonces la idea pasa por tener todo al día por las dudas que algún subsidio surja, porque tenemos un montón de cosas para hacer, pero como dinero no tenemos no lo hacemos. Si el mismo no está en los hogares, menos en un club de barrio. Igualmente, gracias a Dios nos manejamos de una manera coherente de no cobrar un alquiler del buffet, pero que este solvente sí los gastos básicos. Así paliamos un poco la economía. Lo vamos manejando. Después, a través de organizaciones internas y demás juntamos algunos pesos para el mantenimiento".
"Acá todo se hace a pulmón. No hay ingresos fijos que te den un sustento importante. Hay que moverse bastante. Aparte tenemos una sola cancha, con lo cual hay que pelearla el doble. Es un club donde la peña es algo singular y siempre buscamos que se mantenga", agregó.
En cada lugar donde este deporte tiene lugar, se sienta que la presencia de los más jóvenes es escasa y José intentó explicar el por qué: "El fondo de todo el problema es que, cuando uno va a jugar, siempre son las mismas caras las que se ven; son muy pocos los pibes que llegan. Por ejemplo, hoy la juventud sale los sábados y llega a la madrugada, dejando de lado saber que el domingo puede participar de un campeonato. Está claro que las prioridades cambiaron un montón. Hay que saber que podés empezar a las ocho de la mañana y terminar a las 21. Quizás eso atenta un poco con que la juventud se acerque, limitando un poco. Es un deporte muy lindo para nosotros que lo practicamos, pero a la vez para los pibes es una exigencia. Hay muchachos jóvenes que se animan a jugar, pero está lejos de ser la cantidad que debería haber. Es un tema que seguro lo dicen en todos los clubes".
"Pienso que a través de nuevas ideas u otro tipo de iniciativas se pueda incentivar un poco más la actividad. Es verdad que puede ser un deporte sacrificado, porque perdés casi todo un domingo en lugar de estar con tu familia; ese podría ser un punto a tener en cuenta. Pero en cuanto a lo positivo, el motivo de emoción y alegría es muy grande. El rédito se ve en lo emocional. A parte, no es que se están haciendo cosas malas, sino dándole contención mediante un deporte sano y lindo. Cuesta, pero sueño con que esto siga adelante", acotó.
En el cierre, reconoció los motivos que lo determinaron a ser presidente: "Los que estamos acá no tenemos otro interés que el de la pasión. Estamos porque nos gusta, no hay otra razón, porque no ganás plata, todo lo contrario, a veces ponés, pero la alegría es tan grande que vale la pena".

Comentarios