pais
Martes 16 de Febrero de 2016

Ex suegra de Christian Lanatta recuperó su libertad, pero seguirá imputada por "encubrimiento agravado"

La ex suegra de Christian Lanatta, uno de los tres condenados por el triple crimen de General Rodrí­guez, recuperó hoy su libertad aunque quedará imputada por el "encubrimiento agravado" de la fuga de su ex yerno y de los otros dos penados por esos asesinatos, Martí­n Lanatta y Victor Schillaci, del penal de General Alvear, el 27 de diciembre último. 

Fuentes judiciales informaron a Télam que la medida fue dispuesta por la Cámara de Apelaciones y Garantí­as de Azul, al considerar que el delito que se le imputa a Elvira Martínez (55) es "excarcelable". Además, se tuvo en cuenta que los motivos de su detención variaron, ya que fue aprehendida el 10 de enero, cuando los prófugos aún no habían sido capturados, y que luego la investigación avanzó, ya que desde el 13 de ese mes los tres volvieron a prisión. 
El abogado de Martínez, Esteban Gutiérrez, explicó que a su clienta no se le fijó ningún tipo de caución, pero no puede salir a más de 400 kilómetros de su casa y en caso de hacerlo, tiene que avisar al juzgado. Esta tarde, el letrado ultimaba los trámites en el penal de Azul para que la mujer recuperara la libertad. 
El 11 de febrero, el juez de Garantías Federico Barberena, a pedido del fiscal Cristian Citterio, le había dictado la prisión preventiva a Martínez por "encubrimiento agravado" y a Martín (42) y Christian Lanatta (44) y a Schilaci (35) por "evasión, robo calificado y privación ilegal de la libertad". El abogado de la mujer apeló la decisión ante la Cámara de Azul, que ante el nuevo panorama en la causa le concedió la excarcelación, aunque seguirá siendo investigada. Durante su indagatoria ante el fiscal, Martí­nez se había declarado inocente y aseguró que no tuvo "nada que ver con la fuga". 
La mujer dio su versión de cómo fue la compra de la Renault Kangoo patente NCD 960 que supuestamente su ex yerno le robó el 31 de diciembre de su casa del partido bonaerense de Berazategui para continuar con la fuga junto a sus dos cómplices. 
Ese vehículo fue secuestrado el 7 de enero en una tapera de la localidad santafesina de San Carlos, donde los prófugos estuvieron estuvieron ocultos. Para el abogado Gutiérrez, "fue una casualidad del destino" que Martínez adquiriera la Kangoo pocos días antes de la fuga y su defendida le explicó al fiscal que se la entregó a su ex yerno "bajo presión", ya que "la amenazaba con que le iba a matar a la hija". 
En la causa de la fuga, también cumplen prisión preventiva por su presunta participación Franco Schillaci (32), hermano de Víctor; el guardiacárcel César Tolosa y Marcelo "El Faraón" Melnyk (35). En tanto, hay otro expediente a cargo del fiscal de Coronel Brandsen Mariano Sibuet por el ataque a tiros que sufrieron los policí­as de Ranchos, Fernando Pengsawath (23) y Angélica Lucrecia Yudati (33) en las primeras horas del 31 de diciembre, cuando los prófugos escapaban. La hipótesis de los investigadores apunta a que luego de ese ataque, los fugitivos regresaron hacia el conurbano, se apoderaron de la Kangoo de Martí­nez y a bordo de ese vehí­culo se dirigieron a la provincia de Santa Fe, donde luego de balear a dos gendarmes en la localidad de San Carlos terminaron detenidos en la vecina Cayastá. 
Los hermanos Lanatta y Ví­ctor Schillaci están condenados a prisión perpetua por los homicidios de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (47) y Leopoldo Bina (35), quienes fueron hallados acribillados a balazos en agosto de 2008 en un zanjón del partido bonaerense de General Rodrí­guez. 
Por el triple crimen también fue condenado Marcelo Schillaci (36), mientras que el empresario Ibar Esteban Pérez Corradi (38) permanece prófugo desde hace 45 meses.

Télam

Comentarios