Policiales
Jueves 16 de Febrero de 2017

"Ey, no vas a batir de que yo vendo, contestame y no seas ortiba"

La frase corresponde a un narco de la localidad de Romang. Se lo dijo a una mujer que rechazó que su hijo venda drogas para él. El miércoles, 10 personas fueron detenidas por conformar una red de "narcomenudeo" de esa localidad

Una investigación de la Fiscalía Federal de Reconquista que se inició en febrero del 2015 terminó este último miércoles con el desbarate de una pequeña red de narcotraficantes que operaban en la comuna de Romang, del departamento San Javier, a 265 kilómetros de la capital provincial.

La pesquisa concluyó con una serie de allanamientos efectuados por efectivos de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones, en los domicilios de las personas investigadas.

Como resultado de las inspecciones fueron detenidas diez personas, entre hombres y mujeres, las cuales serán indagadas el próximo lunes por el juez federal, Aldo Alurralde.

Una red y múltiples nombres
La investigación, que contó con la instrucción de la fiscala federal, Viviana Bruno Campaña, determinó que en la localidad de Romang había un narcotraficante, Sebastián Q., alias "Bellito". Este fue sindicado como líder de la organización criminal abocada a la comercialización de estupefacientes.

Dicha organización se caracterizaba por tener una serie de ramificaciones con otros traficantes y vendedores de la comuna los cuales fueron identificados como: Enzo Agustín V.; José Germán V.; Marcos E.; Blas Armando E.; Facundo V.; Ignacio Manuel Z.; Arturo Ernesto C.; Luz Milagros M.; Leonardo Germán G. Todos fueron detenidos durante el último miércoles en distintos domicilios de aquella localidad. Allí secuestraron una serie de elementos que permitieron establecer el rol narco que tenía cada uno en la red.

Cooperación ante todo
Según consta en el expediente judicial, las personas involucradas se dividían en distintos grupos, de los cuales cada uno tenía sus propios negocios.

Por un lado, "Bellito" había montado una organización dedicada a la venta de drogas en su domicilio de calle 3 de Junio al 2100. El mismo se proveía de estupefacientes a través de Blas Armando E., alias "Charrita".

Este último también fue señalado como quien suministraba también de droga a otro grupo conformado por Facundo V. alias "Mamonita", Manuel Z. y Arturo Ernesto C.

Por otro lado, con el devenir de la investigación, los pesquisas del caso determinaron que en la misma red surgió que varios de los integrantes tenían conexiones entre ellos mismos y que además se autoabastecían de estupefacientes a través del mecanismos de "pasa mano".

Escucha y modalidad
Según se estableció en la etapa investigativa, varios de los integrantes contaban con menores de edad que eran utilizados para realizar "transas" en la calle.

Así lo develó el testimonio de una mujer que denunció que "Bellito" le ofreció estupefacientes a su hijo para que salga a vender pero ante la negativa del joven y al enterarse su propia madre, el imputado la amenazó. "Ey, no me vas a batir de que yo vendo", le supo decir a la mujer. "Contestame y no te hagas la ortiba", fue otro de los mensajes que figura en el expediente judicial que investigó a la red que fue desbaratada el miércoles pasado.

Comentarios