Santa Fe
Jueves 20 de Octubre de 2016

Falleció tras empantanarse la ambulancia que lo trasladaba

Norte Santafesino. La historia con final trágico puso en evidencia las dificultades que aún persisten para brindar servicios esenciales. El traslado desde Los Amores a Vera, duró mas de cuatro horas y se realizó en dos unidades del 107

El relato es desgarrador pero deja al descubierto las dificultades que encuentra el norte de la provincia de Santa Fe para acceder a servicios esenciales, como es por ejemplo el de salud. Las últimas precipitaciones dejaron literalmente aislados a pequeños pueblos del departamento Vera que pelean por no desaparecer.

Demetrio Ferreyra tenía 76 años y vivía en Cañada Ombú, un pueblo ubicado en el norte de la provincia de Santa Fe, en el departamento Vera. El lunes por la mañana Demetrio se descompuso. Fueron a buscar al médico que atiende en el lugar, que hasta hace un mes no contaba con ningún profesional. El mismo vive en Los Amores, un pueblo vecino que se encuentra a 22 km, al norte.

Embed
Embed

El médico lo revisó y automáticamente ordenó el traslado en ambulancia hasta un nosocomio de mayor complejidad. Se había pensado trasladarlo al hospital de Reconquista pero finalmente optaron por llevarlo a un sanatorio de Vera, que atiende con la obra social de jubilados Pami.
Embed

El trayecto desde Los Amores a Vera se realiza por la Ruta Provincial Nº 3. Son aproximadamente 150 kilómetros, de los cuales alrededor de 70 kilómetros son de calzada natural, de tierra. Las últimas lluvias terminaron empeorando la situación. Los familiares de Ferreyra comentaron a Diario UNO que la ambulancia del servicio 107 emprendió la odisea sin un médico a bordo y solo con una enfermera que acompañaba al paciente que tenía síntomas de haber sufrido un accidente cerebrovascular. Debían llegar al menos hasta Intiyaco, localidad donde comienza la parte asfaltada del trayecto.
Embed

Las maniobras del chofer, acostumbrado a situaciones similares, no alcanzaron y la ambulancia quedó empantanada entre las localidades de Los Tábanos y Golondrinas, a 20 kilómetros aproximadamente de Intiyaco.

Inmediatamente pidieron socorro a otra unidad del servicio de emergencia provincial para realizar el traspaso. La posta del 107, que se encuentra en Golondrinas, demoró alrededor de media hora hasta llegar al lugar.

El traslado continuó en la segunda ambulancia. Los familiares de Ferreyra contaron también que las maniobras zigzagueantes de la unidad provocaron que las puertas de la unidad se abrieran. De hecho, realizó el último tramo del trayecto de esa forma, ya que si se detenía corría el riesgo de quedarse empantanada, al igual que la primera.

Lo cierto es que los 150 kilómetros se recorrieron en aproximadamente cuatro o cinco horas. El paciente fue llevado hasta un sanatorio privado de Vera. Los profesionales pudieron hacer poco, Demetrio Ferreyra falleció dos horas después de haber arribado.

mapa2.jpg
Ruta provincial 3. Es la única vía de comunicación que tienen pequeños pueblos del norte provincial con Intiyaco, localidad en la cual comienza la parte asfaltada. Son aproximadamente 70 km. Se abrieron los sobres para comenzar con la obra de asfaltado.
Ruta provincial 3. Es la única vía de comunicación que tienen pequeños pueblos del norte provincial con Intiyaco, localidad en la cual comienza la parte asfaltada. Son aproximadamente 70 km. Se abrieron los sobres para comenzar con la obra de asfaltado.

En diálogo con Diario UNO, uno de los hijos de Demetrio, Carlos Miguel, contó el padecimiento de su padre y el de toda su familia. Igualmente, decidió contar lo sucedido para que los funcionarios provinciales tomen nota sobre las dificultades y adversidades que encuentran los ciudadanos que viven en pequeñas localidades del norte provincial, aisladas de servicios esenciales, como en este caso el de la salud.

"La ambulancia quedó a 30 kilómetros de llegar a Intiyaco. Tuvimos que esperar la otra ambulancia. Una vez que llegamos al asfalto quedaba aproximadamente una hora de viaje. Demoró entre cuatro o cinco horas desde Los Amores hasta Vera", relató.
"La ambulancia quedó a 30 kilómetros de llegar a Intiyaco. Tuvimos que esperar la otra ambulancia. Una vez que llegamos al asfalto quedaba aproximadamente una hora de viaje. Demoró entre cuatro o cinco horas desde Los Amores hasta Vera" - Carlos Miguel, hijo de Demetrio
La duda de Carlos Miguel con respecto a la posibilidad de que su padre se hubiera salvado si llegaban al sanatorio en tiempo y forma, va a persistir. "A lo mejor sí, a lo mejor no. Uno a eso lo desconoce. No soy médico y no te podría decir. Lo que sí estoy seguro es que hubiésemos llegado más rápido si todo esto que nos sucedió no nos pasaba. Quizás el final era el mismo, no sé. Solamente Dios sabe", manifestó.

Por otro lado, recordó que es común que se presenten inconvenientes relacionados con la falta de servicios y las distancias. En este contexto, los que viven en esa zona solo reclaman por tener caminos que brinden garantías de transitabilidad. "Esto viene de mucho tiempo, no es reciente. Esto lo sabe mucha gente. No es que sucedió ahora. Esto viene de antes, ya lo padeció otra gente y mañana le puede tocar a un chico, a una señora embarazada. La gente está cansada", finalizó.

El Ministerio de Salud reconoció dificultades para brindar atención
Desde el Ministerio de Salud de la Provincia de Santa relataron lo sucedido en términos similares a cómo lo describieron los familiares del hombre fallecido. Admitieron que la ambulancia quedó empantanada por el mal estado del camino a raíz de las precipitaciones en la zona y que otra unidad debió completar el trayecto.

Raúl Medina, coordinador del Nodo de Salud Reconquista, manifestó: "La ambulancia tuvo que salir sí o sí porque no podía esperar dada la urgencia del caso. Cada vez que hay que sacar a un paciente de esa zona y llueve, es realmente una epopeya. Por más que sean ambulancias nuevas 4x4, cuando la huella es grande se hace muy difícil y se demora porque no se puede ir rápido".

Con respecto al servicio de atención médica que tiene la localidad de Cañada Ombú y zona, el funcionario explicó: "El médico de Cañada Ombú vive en Los Amores, entonces tuvieron que ir hasta ese pueblo. Los efectores de los pueblos son de poca complejidad. No hay equipamiento para realizar un análisis complementario. El paciente es derivado para confirmar el diagnóstico a partir de la gravedad del caso".

Medina reconoció que las distancias son un problema importante y es difícil brindar atención a comunidades pequeñas. En este sentido, comentó que Cañada Ombú hasta hace un tiempo no tenía médico y que en Los Amores debieron esperar cerca de seis meses para finalmente encontrar un profesional. "Cuesta mucho conseguir que los profesionales se puedan radicar en estas comunidades. Realmente nos cuesta. Los cargos tienen sueldos importantes, son adicionales importantes. Así y todo nos cuesta encontrarlos", indicó.

Con respecto a la ruta provincia Nº 3, recordó: "Se abrieron los sobres de pavimentación desde Intiyaco hasta Golondrina. Y esperamos que en una segunda etapa se realice hasta Los Amores".

Medina admitió que no es extraño, debido al mal estado de los caminos, que las ambulancias se rompan con frecuencia o queden varadas.



Comentarios